publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


La guardería municipal de La Bañeza, de titularidad pública y gestión privada, ha sido protagonista de un escándalo por el trato que estos últimos días han estado recibiendo los menores en plena ola de frío y sin calefacción en las instalaciones, siendo ésta la segunda vez que ocurre, tal y como denuncian algunas familias que hasta ahora habían callado, pero ante la falta de respuesta y de soluciones han decidido poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil y la Policía Local con el fin de que se pueda abrir una investigación sobre lo ocurrido y valorar la posibibilidad de ejercer acciones legales por lesiones.

Según ha podido saber este periódico, desde hace algunas semanas varios niños –de los pocos que pueden expresarse con claridad, teniendo en cuenta que al centro acuden menores de 0 a 3 años– han salido de las instalaciones «quejándose de frío y con las manos y la cara congeladas», tal y como atestiguan algunos padres que han mostrado su disconformidad no sólo con la mala gestión de las instalaciones de titularidad municipal sino «con el trato que reciben unos niños indefensos cuando los dejamos allí pensando que estarán bien cuidados».

El Centro de Educación Infantil Antonio Palau, de promoción y titularidad del Ayuntamiento de La Bañeza, está gestionado por la empresa Grupo Atención a Dependientes S.L. tras haber ganado por concurso la adjudicación de los últimos contratos. Cabe recordar que esta misma empresa es la que gestiona actualmente el servicio de Ludoteca Municipal por un periodo de dos años, prorrogables por otros dos, desde el pasado mes de junio.

Lesiones en los niños

Volviendo al asunto de la guardería municipal, los padres denuncian –según consta en el escrito por el que se acusa a la gestora– que «los niños han estado sin calefacción» varios días en los que la temperatura exterior era de 0, incluso de -6º, porque «la directora decidió apagarla sin previo aviso a los padres». Esas bajas temperaturas hicieron que varios menores «salieran de allí con los labios morados y tiritando» por lo que se estudia llevar a los tribunales el caso, teniendo en cuenta que «hay bebés que apenas se mueven o una niña recién operada».

El cansancio de los padres, molestos con esta actitud «gravemente negligente» y que «tal vez podría tener responsabilidad penal», se ha visto agravado «después de varios intentos de llamadas y mensajes por WhatsApp con la directora del centro, que no atiende a nadie y cuando lo hace nos deriva a la concejala; hemos pedido reunirnos con las dos partes pero no nos dan respuesta alguna».

Dos calefactores

Tras no obtener más que silencio y falta de soluciones, los padres pusieron los hechos en conocimiento de la Guardia Civil y la Policía Local, que se limitó a comprobar la baja temperatura en el interior del centro y a transmitir la situación a la concejala responsable del área, que ordenó llevar dos calefactores adquiridos por el consistorio para intentar mitigar el frío en unas jornadas gélidas en las que La Bañeza ha registrado mínimas de hasta 8 grados bajo cero.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es