publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad

Opinar no siempre es acertar

● A. Cordero ►Sábado, 10 de julio de 2010 a las 16:15 Comentarios desactivados


Unas veces se opina por opinar, sin pararse a pensar en el respeto hacia las opiniones contrarias, en lo que se considera políticamente correcto, o en la posibilidad de incurrir en un delito más o menos grave. Pero opinar nos gusta, nos satisface y, como nos parece que lo hacemos bien -por una palmadita que nos dieron hace tiempo cuando abordamos un tema intrascendente- nos hemos colocado el título de opinante a la espalda y nos hemos puesto a opinar en un lugar al que hasta hace poco tiempo sólo tenían acceso los grandes.

Desde que Internet se ha popularizado y algunos servidores dejan usar blogs y páginas personales por el módico precio de un correo electrónico y unas cuantas horas confeccionando historias y  decorando el espacio, a todos nos ha dado por hacernos blogueros y meternos de lleno en esas arenas movedizas que son, muchas veces, las páginas en las que colocamos nuestra opinión, intentando que se calle todo aquel que discrepe de lo que estamos diciendo.

Suele ocurrir que en cuanto los comentarios no nos dan la razón, ponemos pingando a quien se nos ponga por delante haciéndole ver que su visita no es grata y que no tiene ni idea de lo que se está tratando; haciendo hincapié en nuestro papel de anfitriones en una casa, con las puertas abiertas de par en par, pretendiendo que esa visita se vaya de inmediato y cuando vuelva a entrar tenga más cuidado.

Por eso es interesante que donde se escribe opinión, ponga opinión; y donde se lee opinión, se lea opinión. De ese modo todos tendremos razón y cada uno podrá opinar lo que quiera. Luego, ya vendrán los sesudos literatos con su versión de la cuestión, o esta humilde opinante con la suya, que cada uno tendrá su parcela de lectores y su forma de entender la realidad más o menos atinada…

Como  doy por sentado que el lector es inteligente, no hace falta que dedique otro párrafo a justificar el título, ya que las opiniones son personales, no son una sentencia judicial ni un informe médico. No tienen por qué responder a las preferencias del lector ni del protagonista del tema a tratar. En este caso, sólo el que opina tiene la palabra.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad 468x60-sin-comisiones-tipo publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2017 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es