publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad


P.J. Abajo

Quince años después de que al cocinero Paco Rubio se le ocurriera convertir la Plaza Mayor de La Bañeza en un improvisado restaurante para dar de comer a la multitud, la multitud sigue respaldando esta iniciativa que es una de las fiestas gastronómicas de mayor calado de Castilla y León. La Alubiada, enmarcada en la Feria Agroalimentaria de La Bañeza, ha dado de comer este domingo a 6.000 personas y ha servido para promocionar uno de los cultivos estrella de la provincia leonesa y el que da nombre a la capital bañezana en todos los rincones de España.

Antes de comenzar el reparto de las miles de raciones que desde primera hora de la mañana estuvo preparando un importante grupo de cocineros y voluntarios, en el salón de plenos tuvo lugar la tradicional recepción a los invitados a esta fiesta que cada año despide la época estival y abre un nuevo curso político.

Una recepción que tuvo como invitados a la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, el senador socialista Graciliano Palomo, el presidente de la IGP Alubia de La Bñaeza-León, Apolinar Castellanos, el director provincial de Educación, Jesús Víctor Díez, los diputados Matías Llorente y José Pellitero o representantes institucionales del Ayuntamiento de Astorga, de Cabezón de la Sal (Cantabria) y de otros municipios de la provincia leonesa.

José Miguel Palazuelo, alcalde de La Bañeza, defendió el cultivo de la legumbre bañezana como pilar económico para la comarca y animó a los agricultores, empresarios y a la IGP a continuar poniendo en valor la alubia como “un producto de altísima calidad”. Palazuelo también defendió la riqueza gastronómica de León y reiteró su apoyo para que la capital leonesa sea ‘Capital Española de la Gastronomía 2018′, porque “León también es la provincia”, dijo.

Esta misma opinión fue respaldada por Paco Rubio, antiguo jefe de cocina del Palace de Madrid y maestro de fogones en la Alubiada, que animó a los leoneses a defender su gastronomía y a luchar por el título. Teresa Mata, subdelegada del Gobierno, calificó la alubia como “la joya de la gastronomía bañezana” y felicitó a los responsables de la organización de este evento “por llevar quince años haciendo de la plaza un restaurante”.

Durante varias horas por la Plaza Mayor pasaron 6.000 comensales dispuestos a degustar el cuenco de alubias a la bañezana, en recipiente de barro de Jiménez de Jamuz, brocheta de pollo a la plancha y natillas de postre. Todo por cuatro euros y servido por un centenar de personas entre los que se encontraban el equipo de cocina del restaurante Mirador del Ermitage, personal municipal, los propietarios de varios establecimientos hosteleros locales y decenas de voluntarios que han vuelto a superar con sobresaliente el reto de dar (muy bien) de comer a tanta gente.

Varios momentos del reparto de la Alubiada 2017.

publicidad publicidad

Un comentario de los lectores en “La ‘joya de la gastronomía bañezana’ cita y da de comer a 6.000 comensales”

  1. blas dice:

    todo me ha parecido bien, salvo ¿ QUE PINTA UN CLUB DEPORTIVO CON UN BAR EN LA FERIA? Para el año siguiente habra otro club me imagino como la fc, el f.s, el piraguismo etc…..


publicidad Publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad 300x250_Circuitos_ Campaña

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad Fiordos Noruegos oferta Mayo publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2017 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es