publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad

Tras los pasos del Padre Miguélez

● Ibañeza.es ►Miércoles, 20 de septiembre de 2017 a las 8:35 Comentarios desactivados


El Cronista Oficial de La Bañeza, José Dionisio Colinas, durante su estancia en México.

José Dionisio Colinas Lobato

En la ciudad de Cancún, dentro del Estado de Quintana Roo, la Delegación Española de Cronistas Oficiales del Reino de España, asistimos al I Encuentro Internacional de Cronistas y 40º Congreso Nacional de Cronistas Mexicanos.

En el Ayuntamiento, dentro del salón del Palacio Municipal “Benito Juárez”, los Congresistas Españoles, participamos durante varios días a los actos y ponencias que tendrían lugar. Primeramente, dentro del acto de inauguración presidido por el Gobernador del Estado, licenciado don Carlos Joaquín González; el licenciado don Manuel González Ramírez, Presidente y Cronista del Estado de Zacatecas; la licenciada María Jesús Real, Presidenta de los Cronistas Mexicanos; el licenciado Fernando Martí Benito Presidente de los Cronistas de la ciudad de México; don Julio Zamora Batíz, director General de Cultura; Maria Antonia Crestau Vera, Presidenta de Puerto Morela; Laura Fernández Piña, secretaria del Estatal y de Turismo y Jacqueline Estrada Peña, Directora General de Cultura y Artes.

Se cerró el acto de inauguración en la plaza exterior del Ayuntamiento con una fotografía de rigor que, junto a las autoridades, nos hicieron a todos los 150 Cronistas internacionales que participamos, delante de la estatua del Presidente Benito Juárez.

Durante el resto de los días, se fueron desarrollando y exponiendo las distintas ponencias compaginándose con la asistencia a espectáculos artísticos y culturales de índole azteca y maya que se desarrollaban en distintas haciendas de los estados.

Dentro de las ponencias presentadas por los Cronistas Españoles en el Palacio de Comunicaciones de “Isla Mujeres”, tuve el honor de impartir aquella relacionada con un ilustre bañezano, Fray Manuel Fraile Miguélez y la relación tenida con el obispo de San Luis de Potosí, doctor don Ignacio Montes de Oca y Obregón, a quien acompañaría en 1909 nuestro paisano, eminente monje Agustino-Filipino, aquel niño que había nacido en La Bañeza, haber corrido por las polvorientas calles del barrio de “Olleros”, que asistió a las clases del avezado profesor don Tomás Moro y que había realizado su noviciado y estudios en los conventos de Valladolid, La Vid y el Escorial, quien tuvo la fuerza de acompañar al dignatario prelado mexicano para llevar esa serie de actividades religiosas, sociales y suavizar los aires de un obispo al que los mexicanos consideraban peligroso, altivo y de alto riesgo para el nuevo Estado, un país que amenazaba ruina y revolución. La influencia del Padre Miguélez fue tan decisiva para este prelado que había sido obispo de Linares y, luego de San Luis de Potosí que, las autoridades mexicanas confiaron más en Miguélez que en el propio prelado. La derrota de don Porfirio Díaz y la revolución Maderista, obligó a ambos religiosos: Obispo y monje a salir del país y volver a España.

El prelado Montes de Oca, morirá en su regreso a México en la ciudad de Nueva York el 12 de agosto de 1921 y trasladado su cuerpo a la ciudad de San Luis de Potosí, donde el cadáver fue depositado bajo el panteón que él mando construir en la catedral dentro de la capilla de Guadalupe.

El Padre Miguel, después de haber estado en Mallorca, vino a visitar su ciudad natal, La Bañeza, el día 1 de enero de 1915, siendo Alcalde don Julio Fernández Fernández, en la que le hacen un gran homenaje en el Teatro Pérez Alonso, se le impone su nombre a la calle antigua de la “Madera” y se le agasaja con un espléndido banquete servido por el Casino “La Unión”. Morirá el P. Miguélez en el Escorial el 17 de Mayo de 1928, cuando solamente contaba con 64 años de edad.

Fueron tres años de historia vividos por el P. Miguélez en ciudades de índole mexicana, en las que su trabajo, estudio e influencia con el Estado, le llevaría a la publicación de su obra, “La independencia de México”, o a aquella cooperación con sus crónicas sobre el IV Concilio Mexicano.

Hoy, nuestros Cronistas Españoles, como el que esta cónica hace, fueron agasajados y recibidos con grandes efusiones de amistad y camaradería por parte de instituciones y Cronistas Mexicanos que, nos dieron una calurosa y musical bienvenida. En mi caso, la Ciudad de La Bañeza contó con su nombre como referente para la historia de su país, los cuales prometieron muy pronto visitarnos.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad publicidad


    publicidad Publicidad arjoca


    publicidad publicidad Fiordos Noruegos oferta Mayo publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2017 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es