publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

En La Bañeza sí hay algo, hay ferias multitudinarias

● A. Cordero ►Martes, 1 de mayo de 2018 a las 8:57 Comentarios desactivados


Otro año más, y van siete, la plaza Mayor se volvió a dejar impregnar del olor característico de un buen chorizo; es decir, de carne, ajo, sal, orégano y pimentón. Sabemos que hay más cosas que –yo que soy de pueblo y acostumbrada a las elaboraciones clásicas de la matanza– prefiero pensar que no llevan para permitirme el lujo de degustar un producto rico, artesano, tradicional y de calidad, como es el chorizo de León (al ibérico de las dehesas salmantinas tampoco le hago ascos, todo hay que decirlo, aunque se le cuele algún E- de esos con los que en casa somos intransigentes).

El caso es que a pesar de la climatología nada favorable para montar el chiringuito en plena calle, todo resultó según lo esperado y los aficionados al chorizo con huevos fritos y patatas fritas nos armamos de botas, ropa de abrigo y paraguas y salimos a disfrutar de uno de los Manjares de Reyes leoneses en todo su esplendor. En mi caso a hacer un poco de vida social, a adquirir unas provisiones de esas que la OMS califica de insanas y a hacer un vídeo para que los lectores de Ibañeza que no lo pueden oler, al menos lo vean y se imaginen su sabor, como siempre, rico, rico.

Las ferias aquí suelen ser multitudinarias en general, pero ¿qué tendrán las ferias de comer que tanto atraen? Hace unos días, cuando ya se había difundido la noticia de esta feria fuera de La Bañeza y sus comarcas  y de la degustación por tres euros de la “tartera de la feria, compuesta de chorizo, dos huevos fritos y patatas”, alguien me decía que el domingo vendría a La Bañeza, “porque daban gratis –remarcando lo de gratis– una degustación de chorizo”, y que ya le habían dicho personas que habían venido otros años que era “suficiente comida”. Otra vez la palabra gratis anticipándose al resto de propiedades…

Pero a pesar de no ser gratis, sino casi, del cambio brusco del tiempo, de las actividades “similares” programadas, repescadas y meditadas y de la fecha de la feria, colocada en medio de un puente que a estas alturas del año ya invita a hacer alguna escapada, las cifras –y no sólo las de la organización– han sido buenas y siguen consolidando la segunda de las citas gastronómicas ineludibles del calendario de actividades de La Bañeza, que crece cada año.

Porque, queridos lectores, a pesar de los comentarios nostálgicos esos de que “en La Bañeza ahora ya no hay nada”, como en décadas pasadas, está demostrado que La Bañeza está viva, que La Bañeza se mueve; sólo hay que darse una vuelta por donde está el ambiente, echar una ojeada a los programas y carteles, mirar las carteleras de cine y de teatro, los eventos deportivos, intentar encontrar mesa en un bar a determinadas horas para tomar algo. Seguro que hay algo que nos llame la atención.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2019 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es