publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad

La negociación de la nueva PAC, el reto del sector agrícola para 2019

● Ibañeza.es ►Martes, 1 de enero de 2019 a las 19:50 Comentarios desactivados


El sector agrícola y ganadero mira con cierta esperanza al recién iniciado año 2019, un año en el que nuevamente la negociación de la Política Agraria Común (PAC) será la protagonista de un sector que quiere tener garantías de futuro para sus profesionales. Al margen de esta negociación, que no se confía en que pueda estar cerrada totalmente hasta dentro de dos años, se seguirá mirando nuevamente al cielo a la espera de que las condiciones climatológicas sean óptimas para los cultivos de Castilla y León. Y todo ello con el fin último de que se aumente la rentabilidad, con unos precios en caída libre en los últimos años, en especial en algunos sectores.

Así lo expresaron a Ical los representantes de las organizaciones agrarias en Castilla y León, quienes confiaron en que 2019 sea un buen año para un sector que está viviendo muchas dificultades y que ve en los precios, en ocasiones muy por debajo de los costes de producción, uno de los principales problemas para la continuidad de la actividad agrícola y ganadera.

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, expresó su deseo de que el año sea bueno «tanto en materia agrícola de secano como de regadío», que los costes de producción sean «Justos y asumibles» y que el precio de los productos de Castilla y León sea «acorde con los gastos», de manera que el sector tenga un beneficio económico que permita la generación de riqueza y empleo. «Esperemos buenas producciones, con buenos precios y precios de producción asumibles», requirió.

Con la negociación de la PAC en el centro de los debates agrícolas y ganaderos, confió en que esta «avance» para tener un documento «de futuro» en el periodo 2021-2017, en lugar de la «incertidumbre» actual, porque la demora en su aprobación genera «agonía» así como «incertidumbre, pesimismo y especulación en el sector».

Por otro lado, Dujo esperó que pueda disponerse de políticas con unos presupuestos y normas «acordes a la realidad», con inversión en el sector y que se materialice la incorporación de jóvenes y se avance en modernización de explotaciones, de regadíos, se potencien las denominaciones de origen, la calidad y, en definitiva «que se crea en el sector» y se reconozca su papel «estratégico y medioambiental», señaló. «Optimismo y ganas no le faltan al sector ni a Asaja, otra cosa es lo que venga», dijo.

Las elecciones del próximo mes de mayo, tanto las locales y autonómicas, como las municipales, así como la negociación de la PAC suponen «dos cosas de extremada importancia» para un sector en el que se quiere que se desarrollen los acontecimientos «con total normalidad» y esté integrado por personas «con sentido común» y estén dispuestas a trabajar, ayudar al sector y «pelear por él» y por su futuro.

La negociación de la PAC también es el asunto más relevante de este nuevo año para el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, que reconoció que todo apunta a que el documento definitivo no se aprobará hasta dentro de dos años. Sin embargo, este periodo da .tiempo para «trabajar en ella» porque el sector «se está jugando mucho», aseguró Por eso incidió en la importancia de que sea una PAC «dirigida a agricultores y ganaderos a título principal».

También reclama una línea específica para los agricultores a tiempo parcial (ATP) «a mayores del resto», y en materia de la cadena alimentaria, una OCM única. «Francia ha dado un paso importante hacia adelante y luego tenemos que hacer que sea un tema común para la Unión Europea», reclamó. A su juicio, los costes de producción tienen que ser el punto de partida «de cualquier negociación», de manera que no pueda hacerse ningún contrato por debajo de ese precio. «Nos jugamos más con el tema de precios que de las ayudas, pero el 70 por ciento de los ingresos son el precio de los productos», cifró.

En materia normativa, estimó que no se puede esperar a que la Unión Europea acuda con una normativa continental. «Paralelamente a eso podemos avanzar en blindar los costes de producción, y que sean el punto de partida», incidió.

Elecciones

Para Palacín, una vez que concluyan las fiestas navideñas, se dará por iniciada la precampaña electoral y todo tendrá una lectura «en clave política». Por eso auguró que hasta mayo se producirán «muchos gestos y puestas en escena» aunque al final habrá que lamentar «pocas realidades». Después de tres años y medio para desarrollar iniciativas «ahora están en clave preelectoral», aseguró.

Sin embargo, para Aurelio Pérez, secretario de Coag en la Alianza UPA-Coag, España cuenta con «una democracia consolidada» por lo que puede variar en sus posiciones, aunque estimó que no es lo más habitual a no ser que se materialice la aparición de algún grupo «más radical» de extrema derecha o izquierda. «En este país, hasta las elecciones las miramos con cierto optimismo» porque «por primera vez vamos a ver en los parlamentos regionales y nacionales una configuración de algo a lo que no estamos acostumbrados» y es a la existencia de gobiernos «de coalición» y que, como tal, son «mucho más abiertos al diálogo».

Para Pérez, el proceso electoral más relevante para el sector agrario será el europeo, donde se ha producido «un crecimiento importante de las posiciones más medioambientalistas, que chocan con esas políticas más económicas de mantener una actividad agraria». Según Pérez, resulta «difícil» conjugar un crecimiento relevante en las políticas medioambientales y en agricultura para autoabastecerse y no depender de otros territorios.

Estabilidad

Así la reclamó Aurelio Pérez para el sector, en especial después de un año «loco» en lo que a los precios del gasóleo y los fertilizantes se refiere. «Necesitamos una estabilidad», reclamó, un objetivo que hizo extensivo también a los precios, que se encuentran «en los niveles mínimos de rentabilidad en las explotaciones», en muchos casos perdiendo dinero. «Llega un momento en que es difícil augurar por dónde van a ir los tiros», aunque avanzó que de no mejorar esta situación «puede haber desapariciones importantes en cultivos».

Remolacha

Palacín no olvidó las dificultades que está atravesando el sector de la remolacha, después de que Azucarera pusiera sobre la mesa su propuesta de reducir en seis euros el pago de la tonelada de remolacha a partir de la próxima campaña, algo que para el coordinador regional de UCCL es «una sentencia al cultivo». Con la previsión de siembra ya casi en la cabeza, augura que habrá «poquita gente» que siembre remolacha por debajo de coste de producción, algo que pone en jaque a un sector que cuenta con 3.200 remolacheros que dependen de Azucarera y 3.000 puestos de trabajo directos, a lo que hay que sumar otros tantos indirectos.

«Hay mucha economía alrededor», apostilló Palacín, quien esperó que el año pueda comencar con una «marcha atrás» por parte de Azucarera en «esta barbaridad» que supone un anuncio «tan dramático», y que se pueda llegar a un acuerdo entre todos para el mantenimiento del sector remolachero en Castilla y León.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2019 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es