publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

En cien años…, todos calvos y sin circuito

● Polo Fuertes ►Sábado, 14 de agosto de 2010 a las 20:34 Comentarios desactivados


No es por aguar las fiestas, oye, pero… Llevo mordiéndome la lengua la tira de tiempo y un día, me va a pasar algo. Lo mejor de la jubilación es el estreno de una libertad total (o casi) porque no tienes que dar cuenta a nadie, a poco que tampoco te metas con mucha gente. La pena es que lo que yo pensaba hace más de 20 años con respecto al circuito permanente de velocidad en La Bañeza se está cumpliendo, aunque muy pocos saben de aquellos malos pensamientos. Yo ya empecé mi carrera de calvicie (pelona, sin pelo, cuatro pelos que tenías los vendiste al estraperlo) y, por desgracia, del circuito de velocidad en mi pueblo, nada de nada.

Me explico. Y esto sí que lo he dicho y escrito muchas, muchísimas veces: No hay voluntad política de hacerlo en aquellas gentes, en aquel organismo, en aquel partido que gobierna actualmente la Junta de Castilla y León. Oséase, el Partido Popular. Eso lo tengo claro desde hace 23 años, cuando el alcalde de mi pueblo me enseñó furtivamente una especie de primer proyecto del deseado por los bañezanos circuito de velocidad, para que no se lo dijera a nadie, para que no lo publicara. Y vive Dios que lo publiqué.

Aquel alcalde (Antonio Fernández Calvo) era también entonces procurador en las Cortes de Castilla y León y la idea en sí era la compra (“ya casi hecha”) de los terrenos que rodeaban el circuito de motocross, en La Salgada, para hacer construir la pista del circuito e instalar las gradas exteriores. Es más, recuerdo hasta el precio de aquel proyecto, 400 millones de pesetas. La cosa tuvo su dequé, ya que muchos de los propietarios, en su mayor parte de San Juan y San Martín de Torres se acercaron por el ayuntamiento para interesarse por lo que yo había publicado en La Crónica de León. Mas no hubo nada.

Años más tarde, quien picó con otro proyecto del mismo alcalde fue un compañero mío de Diario de León. Los hechos se circunscribían a unos terrenos de unas 50 hectáreas, entre el Monte Riego y el Monte Iglesias, a comprar por el Ayuntamiento en 50 millones de pesetas. Después se supo que las 50 hectáreas quedaban reducidas a 35 y la compra quedó desbaratada por la oposición que no veía claras las cuentas. Tampoco hubo nada y mi cabeza se iba quedando sin los pelos del sombrajo.

Finalmente, surgió el tema de los terrenos de la pedanía de Miñambres de la Valduerna, entre el Monte de Jiménez de Jamuz y el de Herreros de Jamuz. Unos terrenos que su Junta Vecinal ofreció y cedió gratuitamente y sin cortapisas para el proyecto. Lo que se ha venido haciendo hasta aquí ha sido mucho, muchísimo. Tanto por parte del Ayuntamiento de Villamontán como del de La Bañeza, así como por el Moto Club Bañezano, los bañezanos, los leoneses y todos aquellos que tienen el olor del queroseno de las carreras de motos como el mejor de los perfumes, sin olvidar las subvenciones la Diputación de León y del Consejo Superior de Deportes con las que se han pagado los estudios de viabilidad y el propio proyecto de construcción del circuito permanente de velocidad.

Pero … ¡ay salao! Falta la madre del cordero, O sea, la voluntad política del la Junta de Castilla y León, a pesar del mandato de las Cortes Autonómicas. Una Junta, que de tanto marear la perdiz para sacar arihuelas contra su construcción, sin mencionar esta bicha final, nos ha dejado (al menos a mí) turulatos, desanimados y, con toda seguridad, dentro de cien años todos calvos y sin circuito. Y todo ello, a pesar de las promesas que cada cuatro años salen a relucir sobre sí al deseado circuito.

El próximo fin de semana las motos volverán a bramar en el circuito urbano de La Bañeza. Desde hace mucho tiempo, ya no hay plazas en los hoteles y pensiones de la ciudad ni en aquellas adyacentes que nos rodean. Así como en el  camping de turismo, ni sitio para plantar una tienda de campaña para aquellos aficionados que llegan de los cuatro puntos cardinales de España.

Sin embargo, los mandamases de la Junta de Castilla y León no quieren ver esta afición a la gasolina (la gente más fina que el mundo parió) de los bañezanos y sus miles de amigos de las motos. Hace casi cuatro años, el actual alcalde de La Bañeza me dijo en una entrevista, que su mayor ilusión era poner durante este mandato que ahora termina, la primera piedra del circuito de velocidad. Rara avis, tío.

Lo dicho, dentro de cien años…, todos calvos y sin circuito en La Bañeza. Mecagüenlá

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es