publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Agua

● Ibañeza.es ►Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 9:04 Comentarios desactivados


Hoy, 22 de marzo, es el Día Mundial del Agua. No estoy muy convencido de que esto de los días mundiales sirva para algo. Pero ya que lo han decidido así los grandes oráculos, reflexionemos un poco sobre este tema en un año de sequía, con los pantanos bajo mínimos.

Cada vez somos más y cada vez somos más limpios. Hoy todo el mundo se baña o se ducha a diario, también lava su ropa muy a menudo en las estupendas lavadoras que están en todos los hogares. Esto de lavarse a diario es una costumbre moderna que llega al mismo tiempo que los cuartos de baño a las casas. Antes la gente se lavaba en profundidad una vez a la semana, en invierno en un gran balde en la cocina y en verano en el río.

La mayoría del agua se usaba para regar las tierras. Las montañas aseguraban la conservación de la nieve y con el deshielo, los pantanos atesoraban esa agua para ir regando los campos. Los ciclos eran más regulares y no había estos problemas de la sociedad moderna. Cuando el agua tardaba en llegar, los Procuradores de la Tierra votaban la Virgen de Castrotierra y ésta traía el agua que todos agradecíamos en una romería donde acudían todos los pendones de la comarca. Cuando hablo de pendones me refiero a esas varas altas como torres con un paño de colores.

Pero hoy es distinto. El calentamiento del mundo en que vivimos o la tala indiscriminada de árboles, entre otras muchas cosas, hacen que cada vez llueva menos y a destiempo. La superpoblación humana, hacinada en grandes ciudades, necesita millones de metros cúbicos diarios para su alimentación y sanidad. Los cultivos siguen necesitando el agua para crecer, cada vez mejor aprovechada por los modernos sistemas de riego.

En definitiva. El agua cada vez es un bien más preciado. No os estoy diciendo con esto que no os lavéis sino que menos bañera y más ducha, controlar la cisterna, mirar que no haya pequeñas fugas o grifos que no ajusten bien. Todas esas cosas que podemos hacer en las casas particulares. Mi hija, hace unos años me enseñó un truco que, aplicado a todos los hombres todos los días, ahorraría millones de litros de agua diarios en el mundo. La mayoría de los hombres nos afeitamos todos los días, muchos de ellos, abren el grifo del lavabo hasta que sale el agua caliente y luego lo llenan hasta arriba. Mi hija me enseñó que un vaso de agua, calentado en el microondas, sirve perfectamente para deslavar la cuchilla después de cada pasada. Con solo un vaso de agua te puedes afeitar, luego te lavas la cara y a correr.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad


publicidad


publicidad

    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es