publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Ayer cruzamos el Jamuz

● Ibañeza.es ►Lunes, 9 de mayo de 2011 a las 11:16 Comentarios desactivados


La noche del sábado acudimos al Teatro Municipal bañezano a ver la puesta en escena de la obra “Llama un inspector” por el Templete Teatro. Entradas agotadas. La magia del Teatro comenzó al abrirse el telón. El impresionante drama de J.B. Priestley, donde un inspector saca lo más rastrero y ruin de la condición humana en las capas más altas de la sociedad y nos traslada esa posible culpabilidad a todos los espectadores, que, en algún momento de nuestras vidas, hemos obrado mal haciendo daño al indefenso. Todos los actores del Templete brillaron a buena altura, demostrando que se puede hacer buen teatro en cualquier parte, solo hay que trabajar duro como hacen ellos. La recompensa: el teatro lleno y el aplauso sincero.

El domingo cruzamos el Jamuz. Jorge Fernández, el Alcalde de Jiménez, tenía ganas de escuchar a La Charra en su pueblo y la ocasión era la Feria de Alfarería. Jiménez siempre sorprende al visitante y más en fiestas. Sus calles llenas de puestos, los puestos llenos de gente, nuevos bares y cafeterías, espectáculos para todos. Nosotros salimos al escenario a las ocho de la tarde. Mucha gente en el concierto, gente de todas las edades, muchos amigos. Fuimos desgranando canciones y conectando con el público. Todos disfrutamos, los primeros nosotros. Mientras se sucedían las canciones, veía las caras felices de muchos amigos jiminiegos que apostaron en su día por quedarse en su pueblo y hoy son afanados empresarios en muchas disciplinas y son felices.

Jiménez y su alfarería.

Habíamos vistos los “mayos” antes de tocar. Esas esculturas efímeras con cierto aire naif, llenas de sabiduría popular que exaltan los valores del lugar y que arrancan una sonrisa del espectador. Hay mucho de verdad en “el mayo” de cada barrio, en su estética y en su literatura. Mucho de ese arte popular que en Jiménez florece en cada alfar, en esas piezas de barro que recuerdan un pasado esplendoroso y adivinan un futuro difícil pero prometedor con los nuevos y modernos talleres que no han perdido el arte del torno y apuestan por mantener las formas antiguas que podemos contemplar en el Museo del Barro por el que tanto apostó Doña Concha Casado y Martín Cordero el gran maestro alfarero y  que hoy tienen continuación.

Hace un par de semanas han sido capaces, un año más, de vivir en sus carnes la pasión del Cristo, para esto no han necesitado más que ponerle fe a sus tradicionales comedias y vivir de forma teatralizada la gran tragedia de la humanidad, en ese Monte Calvario lleno de bodegas.  El mismo arte que predican y admiran en su Certamen de Teatro “Tierra de Comediantes”.

Acabamos el concierto, sencillo en su montaje, pero grande en su expresión. La Charra cuida sus conciertos y trata de comunicar la magia de la música a sus espectadores. Hoy en Jiménez se ha logrado. Al final, todos contentos, hemos tomado unos vinos por los locales abarrotados de público. Volvemos a cruzar el Jamuz en dirección a La Bañeza. Me quedo mirando “el mayo” de la entrada, por un momento me ha parecido que se movía, era el aire que jaleaba sus ropas. Jiménez es uno de esos pueblos de los que se puede aprender a cada paso. Algo tienen los jiminiegos de especial en ese carácter forjado al fuego del horno árabe. Seguramente su carácter tiene algo del alma de los botijos, de los cántaros o de las cazuelas de barro.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es