publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Candidatos para Mayos

● Polo Fuertes ►Lunes, 2 de mayo de 2011 a las 22:39 Comentarios desactivados


Hace veinticinco o treinta años, los jimiegos de Jiménez de Jamuz volvieron a desenterrar la tradición de los Mayos en la comarca de La Bañeza, tras el paréntesis dictatorial del tío Franco, al que no le gustaban estas efusiones populares y otras de mayor o menos cuantía, que recordaran lo del judeomasónico que lo parió (al dictador, oiga, que conste).

Fui testigo de primera fila de aquel renacer, como notario periodístico de pueblo, en el que el clásico Mayo-monigote clavado en lo alto de un árbol largo, pelado y desvencijado se sustituyó por verdaderas escenas jiminiegas, en las que los personajes más representativos de la vida y el quehacer diario de esta villa quedaban prendidos en lo alto de un supuesto escenario que recordaba también la tradición de esta gente a las comedias y a las tablas teatreras.

A la escena que colmaba toda la obra teatral durante el mes de mayo, se le añadían unos versos explicando el porque de aquellos actores de barro y harapos que colmaban calles y plazas del pueblo alfarero y artesano por excelencia de las tierras bañezanas. Hasta montar en la actualidad verdaderas peregrinaciones de curiosos que, posteriormente, han sido recogidas en una programación turística, aprovechada por el consistorio de Santa Elena de Jamuz, municipio al que pertenece Jiménez.

Mayo es pues el mes de los Mayos. Hoy ya se ‘plantan’ en todos los pueblos del partido judicial y hasta en la propia cabecera de comarca, La Bañeza y, además, con los mismos parámetros que hace veinticinco o treinta años estableció Jiménez de Jamuz. Mayo es el mes de los Mayos, de las flores, de las bicicletas a Castrotierra (pena de lluvia) y de los candidatos.

En unos días, cuando establezca la Junta Electoral Central se ‘plantarán’ este año de elecciones los Mayos carteleros por las distintas paredes de los pueblos, para que propios y extraños puedan ver los ‘supuestos’ monigotes, los Mayos de media polaina que quieren acceder a los gobiernos de los distintos ayuntamientos. ¡Ay Dios, qué pena!

Lástima. Esa ‘plantada’ mayal aún sigue sin incorporar los ripios, los versos que los jiminiegos añaden a sus Mayos, para explicar al forastero la vida y milagros del personaje protagonista del escenario. Sería curioso que, un día (o una noche) después de la pegada de carteles, con la debida nocturnidad que conlleva el caso, un rapsoda de la tierra estampara en verso, en letra gótica, la vida y milagros del candidato-mayo, para mejor saber a qué atenerse los votantes al respective.

Porque este mes de mayo, con las flores y los Mayos, los sufridos vecinos tendremos que aguantar carteles y cartelones de ‘vota a Pepito Pereteco’, que promete el oro y el moro, con cascabeles y toda la pesca. Con la añadidura de que hasta que llegue el 22, día de autos y urnas, vendrán a los pueblos y a la cabecera de partido judicial los dignatarios de medio pelo, para apoyar a sus respectivos candidatos, echándoles flores y flores de todo color y condición, aunque huelan a mentiras podridas, por más que las adornen con desodorantes, en los distintos escenarios.

Pero es lo que hay. Y el que no sepa aguantar una broma, como decía el tío Gila, que se marche del pueblo. A lo peor, la iniciativa de candidato-mayo suaviza un tanto la campaña comicial y no hace falta soltar aquello que dijo Cristo en el huerto de los olivos después de la última cena; ‘Señor, que pase de mi este cáliz’. O algo por el estilo. Amen.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es