publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Cáritas y Reale ponen en marcha un proyecto de apoyo escolar para niños en riesgo de exclusión

● Ibañeza.es ►Martes, 28 de abril de 2015 a las 20:28 Comentarios desactivados


P.J. Abajo

Cáritas Interparroquial de La Bañeza ha presentado este martes el proyecto educativo de acompañamiento a escolares pertenecientes a familias en situación económica desfavorecida, un programa financiado por la Fundación Reale que proporcionará clases de apoyo escolar a niños de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de la ESO durante los próximos tres meses, a lo largo del verano y el próximo curso. La idea nació de la demanda existente entre los usuarios de los programas de atención social que presta la organización católica y ha sido posible gracias a la mediación de la responsable de la agencia Reale en La Bañeza, Mari Trini del Canto, quien realizó una serie de gestiones ante la compañía de seguros para “conseguir recuperar a través de la educación a personas que están en riesgo de exclusión social”, tal y como apuntó la coordinadora del proyecto, Luisa Arias.

El proyecto educativo Cáritas-Reale es una iniciativa para ayudar a las familias en situación económica desfavorecida de La Bañeza y comarca ofreciéndoles clases de apoyo escolar a sus hijos gracias a una aportación inicial de 8.975 euros que permitirá ofrecer a los niños un refuerzo en las materias de Lengua, Matemáticas e Inglés, tal y como destacó el director de Cáritas Interparroquial de La Bañeza, Jesús García Mielgo. Las clases, que comenzaron hace dos semanas con once niños de entre 10 y 14 años, se desarrollan en un piso donado a Cáritas que se encuentra en la calle Fray Diego Alonso, vivienda equipada con el material necesario para dar apoyo educativo a 20 niños, en palabras del director de Reale Seguros en León, Fernando Díez Lago, quien apuntó que la Fundación Reale lleva 15 años colaborando con proyectos sociales, culturales y de recuperación del entorno ambiental.

“Crear hábitos de estudio”

García Mielgo señaló que es la primera vez que se ofrece este servicio de refuerzo a las familias que atiende Cáritas y que aglutina “una gran diversidad de procedencias, intereses, capacidades, estilos de aprendizaje, etc. y donde las dificultades económicas serias o la situación de marginalidad social son un obstáculo para concebir la educación como un recurso que facilite la promoción social de niños y jóvenes”. Por ese motivo, y debido a la falta de un hábito de estudio, a las dificultades para asimilar los conocimientos y que en el entorno familiar se carece de los recursos formativos básicos para una supervisión eficaz de la formación de los niños, Cáritas ha puesto en marcha un proyecto que pretende mejorar el rendimiento de los estudiantes, ayudarles con los deberes y establecer hábitos de estudio que les permitan también mejorar en cuanto a inteligencia emocional.

“Enseñar a ser felices”

Luisa Arias, coordinadora de un proyecto que tiene a la joven Laura Barreiro como profesora, especialista en dinámicas de grupo y en conseguir que además de aprender conocimientos los niños “aprendan también a ser felices”, aseguró que “en el poco tiempo que estos once chicos han venido a clase en los colegios ya se están notando los resultados, ellos se sienten muy a gusto y para su futuro es muy importante aprovechar estas clases” en las que cada grupo no tiene más de cinco alumnos, separados por cursos y con sesiones de 3 horas semanales donde se pide a los chavales un compromiso de participación y comportamiento y a los padres que cumplan con los horarios y normas básicas, además de reunir las condiciones económicas para acceder a los planes de ayuda de Cáritas y que se calculan en base al IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

La directora de Reale en La Bañeza, Mari Trini del Canto, recordó cómo este proyecto compitió con otros programas presentados por otras organizaciones a nivel nacional para conseguir la ayuda de la fundación perteneciente a la compañía de seguros al tiempo que mostró su “satisfacción por pertenecer a una empresa que escucha y atiende los problemas de los bañezanos” mientras auguró “un buen futuro al programa que ofrece Cáritas a quienes más lo necesitan y a los niños que vengan a aprovechar estas clases”. Por su parte, el delegado episcopal de Cáritas en La Bañeza, Jerónimo Martínez, apuntó que “el hecho de que Reale haya mirado con buenos ojos esta propuesta es digno de elogio, porque apoyar un programa dedicado a la educación de los más pobres es la muestra de que no sólo de pan vive el hombre”.

La firma del convenio tuvo lugar en el piso gestionado por Cáritas en la calle Fray Diego Alonso.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es