publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Clemente asegura que las ayudas a la remolacha la hacen competitiva

● Ibañeza.es ►Viernes, 16 de enero de 2015 a las 23:55 Comentarios desactivados


La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se reunió con la dirección de la cooperativa ACOR y las organizaciones profesionales agrarias, y posteriormente ha visitado el proceso de molturación de la remolacha en la fábrica de Olmedo de esta cooperativa.

Durante el encuentro se ha analizado la campaña actual, en la que se prevé un rendimiento récord que podría llegar a las 110 toneladas de remolacha por hectárea y se ha analizado el futuro del sector. La consejera ha avanzado que el Gobierno autonómico convocará, antes de terminar este mes, la ayuda específica a este sector contemplada en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, y a la que se destinarán 10 millones de euros al año. Este es un sector muy profesionalizado que ha pasado de producir 70 toneladas por hectárea en el año 2000 a las 110 toneladas por hectárea de 2014.

La campaña de remolacha en Castilla y León, iniciada el 6 de octubre con la apertura de la fábrica de ACOR en Olmedo, se ha desarrollado con normalidad, y en este ejercicio los 4.112 productores de este cultivo han incrementado la superficie sembrada en 3.174 hectáreas hasta alcanzar las 26.000 hectáreas en la Comunidad. De esta forma se invierte la tendencia negativa en el descenso de superficie de los dos años anteriores.

Se trata de un incremento significativo, como ha explicado la consejera, dado que esta campaña los productores tenían que superar el hándicap de no contar con la ayuda de la Unión Europea establecida por el abandono de cuota del 50 % y que suponía, de media, más de 6,60 euros por tonelada de remolacha. Este importe ha sido asumido por las empresas azucareras garantizando en la campaña 2014/2015 que está a punto de finalizar unos ingresos (precios, incentivos y ayudas) de al menos 40 euros por tonelada de remolacha. En cuanto a superficie, Valladolid con 7.994 hectáreas, un 30 % del total, se sitúa como la primera seguida de León con 5.856 hectáreas y un 22 %.

La implantación del cultivo, como ha explicado Silvia Clemente, se ha desarrollado en general con normalidad, ofreciendo los campos una alta densidad de plantas y un estado vegetativo y sanitario adecuado, al que también ha favorecido al final del ciclo un otoño con temperaturas suaves y precipitaciones moderadas y generalizadas.

Estas condiciones favorables en las que se ha desarrollado el cultivo, van a permitir que en esta campaña se alcance un rendimiento medio por hectárea superior a las 107 toneladas de remolacha por hectárea y que podría alcanzar las 110, unos rendimientos récord. Estas cifras, las más altas de Europa, suponen un incremento del 53 % a los rendimientos obtenidos en el año 2000 cuando alcanzaban las 70 t/ha.

La previsión es alcanzar una producción en la zona norte de 3.200.000 toneladas de remolacha, de las cuales aproximadamente 2.800.000 corresponderán a los cultivadores de Castilla y León y el resto a cultivadores del País Vasco, Rioja y Navarra. La producción de estas tres comunidades autónomas se moltura en la fábrica situada en Miranda de Ebro.

La remolacha 2014-2020

La Consejería de Agricultura y Ganadería, consciente de la relevancia de este cultivo, ha incluido en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, dentro de las medidas agroambientales, una ayuda específica para el cultivo sostenible de remolacha azucarera.

Esta ayuda pretende contribuir al mantenimiento de este cultivo fomentando su gestión sostenible y contribuyendo de forma directa a la mitigación del cambio climático, puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor capacidad de fijación de CO2 atmosférico.

Los perceptores recibirán ente 400 y 450 euros/hectárea, lo que supone que se destinará un total de 10 millones de euros anualmente, convirtiéndose en la medida agroambiental con mayor peso en términos financieros de las ocho medidas previstas en el nuevo marco 2014-2020. Los requisitos que tiene que cumplir los cultivadores básicamente son: ser titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León, disponer de un contrato de suministro con alguna empresa azucarera y disponer de superficie cultivo de remolacha.

Los compromisos que los cultivadores deben cumplir son: rellenar el cuaderno agroambiental de la explotación, rotar la remolacha una vez cada cuatro o más años, gestionar la explotación de forma sostenible (fitosanitarios, maquinaria, riego, formación, etc.), realizar análisis de suelo para ajustar el abonado e incorporar al suelo las hojas y restos de remolacha.

La Junta de Castilla y León, como ha explicado la consejera, publicará en los próximos días de este mes la orden de convocatoria de esta ayuda en la que se establecerá el plazo para que los cultivadores de remolacha puedan solicitar la incorporación a la medida agroambiental durante cinco años de compromiso.

Entrada de la Azucarera por su acceso principal.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es