publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Con la que está cayendo

● Ibañeza.es ►Domingo, 6 de noviembre de 2011 a las 0:01 Comentarios desactivados


Debe de ser que ha llegado el otoño lluvioso y me ataca la melancolía. Con la que está cayendo y yo contemplando en mi ventana cómo caen las hojas de los nogales que tengo al otro lado de la calle. Está lloviendo con esa lluvia fina que da un brillo especial al asfalto de la calzada. Estoy de vacaciones en noviembre. Está lloviendo melancolía y yo, embobado en la ventana.

La prima de riesgo, el euro, los bancos, un libro, el otoño... Leer a Baeza en un banco sobre las hojas caídas de los árboles. / Ilustración: Toño Odón

El día de los Difuntos fui al cementerio. A las diez ya estaba frente a la sepultura familiar sin saber qué decir. A lo mejor no hay que decir nada sino sencillamente estar en silencio ante los tuyos. Luego hice un recorrido por las sepulturas de otros familiares y amigos. A cada uno les he dedicado unos minutos de silencio. Hace sol y me siento a gusto. Bajo el brazo llevo el segundo tomo de Baeza y leo su último artículo sentado en un banco.

Es bonito el cementerio de La Bañeza. Juan Bautista Lázaro hizo una espléndida obra en 1887 para una ciudad que apuntaba maneras. La hermosa simetría con la iglesia de cruz griega en el centro, la bonita fachada neomudéjar y ese par de panteones uno de estilo gótico y otro renacentista le confieren identidad propia. Apenas he estado una hora pero me he sentido bien entre los que se han ido. Ahora bajo a la ciudad de los vivos, paseo por ella, callejeo para que pase el tiempo hasta tomar unos vinos con los amigos. Me encuentro con “la lectora” de Antonio Palau, en la pequeña plaza donde se asienta. Está llena de pintadas que la afean. Si ese es el destino de estos signos de identidad no sé si merece la pena… Hoy he encontrado uno de mis cuadros en un céntrico café con un cartel que anuncia un concierto, pegado con celo en el centro del mismo. Me he sentido mal. No les he dicho nada. No merece la pena. Prefería que lo quitaran y lo entregaran en algún lugar donde lo valorarán.

Será el otoño y la lluvia que me agrandan la melancolía y por eso despotrico de todo. Pienso en voz alta y escribo mis pensamientos. Vivo esclavo de los bancos como casi todos y solo me consuela que ellos también viven esclavos de una prima que tienen que yo no conocía y ahora todos hablan de ella: la prima de riesgo. Me la imagino mujer de armas tomar porque están todos acojonados. Esto es un sinvivir, todo el día pendiente del Euribor, de si estornuda Papandreu o si la Merkel y Sarkozy se ponen la cataplasma. Esto está a punto de reventar. A lo mejor es necesario para que renazca de nuevo. Es noviembre y los vendedores de humo vestidos de Armani vuelven a la carga.

Con la que está cayendo y yo, ensimismado, contemplando cómo caen las hojas de los nogales que están enfrente de mi casa mientras la lluvia purificadora limpia el asfalto…

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es