publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Costumbres que se han recuperado o perdido

● José Cruz Cabo ►Viernes, 22 de junio de 2018 a las 9:00 Comentarios desactivados


José Cruz Cabo

Los mayos ya han sido recuperados, como señal de que la primavera esrá con nosotros, y la ciudad ha recueprado una costmbtre que se habia perdido y ahora esperemos que la costumbre no se pierda nunca, e inclusive aumenten sus figuras porque se pongan en otros muchos sitios.

En mi niñez en la mayoria de las calles de la ciudad, los niños y adolescentes, ayudados por las madres, preparabamos las cruces de mayo en mitad de la calle, entonces no habia problemas de tráfico, y a todas las personas que pasaban por allí se les pedía “una perrica para la Cruz de Mayo” y como ha pasado siempre, unos nos daban una perrona o un real y otros nada, pero a mediatarde, nuestras madres nos preparaban una merienda que ibamos a comer a la Peña de San Blas fue una costumbre que duró unos cuantos años, que yo viví, pero después de la guerra, la gente marchaba mal económicamente y muchas familias no tenían humor porque habian perdido a un familiar o estaba en la cárcel, por lo que esta costumbre fue desapareciendo y ya en mi juventud, mitad de los años cuarenta ya dejó de celebrarse y nunca más se volvió a realizar, por eso la idea de la Cofradia de Jesús Nazareno poniendo una cruz enfrente de la puerta de su ermita este año, me causó una gran alegría y los felicité por ello.

Y es que es importante conservar las costumbres de los pueblos y ciudades porque es una forma de atraer gente que venga a ver estas cosas y además las personas que se dedican a prepararlas llevan una gran satisfacción, porque se sienten recompensados con ver que las personas lo ven y les felicitan.

Otra cosa que también ha desaparecido son las bromas de la fiesta de los Inocentes. Antes los amigos y vecinos se dedicaban a intentar darle la inocentada a otros, habia niños que ponian un billete de cinco pesetas atado a un cordón y se escondian y cuando la gente se iba agachando para cogerlo, tiraban del hilo y se lo pasaban la mar de bien. Era una forma de divertirse sin molestar a nadie y la gente se reía.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es