publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Cuando los votantes no encuentran la papeleta del pacto

● A. Cordero ►Viernes, 10 de junio de 2011 a las 19:36 Comentarios desactivados


Cuando se trata de llegar a la meta no siempre se respetan las opiniones de los demás y muchas -demasiadas- veces se pierden las formas y los principios. Como parece ser que en determinadas actuaciones todo está permitido, dejaremos que sea el azar o los caprichos personales quienes decidan algo tan importante como la estabilidad de un municipio y el gobierno para cuatro años, aún a pesar de contradecir de antemano la sabia decisión de las urnas.

Hace días, en la mayoría de municipios, terminaba la carrera hacia el sillón; en otros comenzaba instantes después de contar las papeletas, justo en el momento en el que no salían las cuentas. Algunos empezaban a echar mano de excusas, explicaciones o artimañas para tratar de convencer a aquellos que, sin fijarse en los colores de las siglas, pudieran ayudar a sumar una cifra que en principio se antojaba demasiado alta.

Comenzaba una nueva comedia donde el “tira y afloja” era el máximo protagonista. Nunca pensaron en los inteligentes vecinos que habían votado con la cabeza además de el corazón, arrebatando su deseo de que en la alcaldía se sentara quien ellos habían decidido y elaborando a su antojo una extraña ensalada aliñada únicamente con ansias de gobernar, amparándose en esa ley electoral que clama a gritos un cambio, porque sabemos que determinadas mezclas no combinan y la papeleta “pacto” no existe.

Al final, al sufrido votante, sólo le queda preguntarse qué tendrá el poder; porque está claro que engancha, que una vez que se le echa el ojo al sillón es difícil de olvidar, pero no estaría de más hacer un estudio para entender el poder de seducción que emana de tan insigne artilugio para que algunos pierdan la cabeza cuando se arriman por allí. Tranquilos, en menos de 24 horas tendremos los resultados y podremos poner cara a quienes ahora mismo nos están quitando el sueño.

Tal vez muchos votantes están pensando en la posibilidad de que les devuelvan su voto, al ver la intención que tienen los partidos con la decisión de las urnas, pero eso no es posible. Aquí se puede aplicar el sabio refrán de “Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita”. Y no mienten, porque ninguno promete –entre el oro y el moro- la posibilidad de pactar con el mismísimo diablo si llegara la ocasión. Quizás, si esa eventualidad estuviera contemplada las urnas se quedarían vacías y los pactos no tendrían lugar, la designación de alcalde se haría por aclamación popular o jugando a los chinos, por ejemplo.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es