publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Cuando la Guardia Civil se quiso marchar de La Bañeza (I)

● Ibañeza.es ►Lunes, 1 de enero de 2018 a las 9:05 Comentarios desactivados


Después de ser votado en pleno municipal, queda a finales de febrero de 1934 sobre la mesa el estudio de la solicitud que 219 vecinos de La Bañeza presentan para que se ejecute a la mayor brevedad y con el efectivo existente de los fondos municipales el acuerdo de 1911 sobre la construcción de la casa-cuartel, abordando con ello el paro obrero, ya tan notable, e impidiendo que la ciudad pueda quedarse sin Guardia Civil por adolecer su alojamiento de notables deficiencias. Habían manifestado los concejales socialistas que antes que al cuartel debiera de atenderse a la instrucción de la infancia y a construir locales para escuelas; que el cuartel beneficia solo a una clase, y se precisa también pavimentar las calles y otras cosas de suma necesidad; se insiste en que primero es la cultura, precisamente para evitar que la Guardia Civil sea necesaria, y se dice que muchos vecinos viven en peores condiciones que en el cuartel, y otros muchos ni casa tienen. Aluden otros concejales a lo necesario de su construcción, pues ahora se satisface renta por un alojamiento que no reúne condiciones, y a que la fuerza actual es escasa, pues el puesto precisa de 8 ó 10 parejas (en estas discusiones entre los ediles surgen por dos veces voces y ruidos de desacuerdo entre el público presente en la sala capitular).

No pudiendo construirse ahora el nuevo cuartel, opinaban algunos, debería tratar de mejorarse su alojamiento haciendo el dueño del local que lo acoge ciertas reformas a cambio del aumento de la renta, o hacerlas el Ayuntamiento rebajándola El 14 de marzo se desestimaba, por votación, la solicitud del guardia civil José Grande Cabero de que se le abone aparte la renta de la casa en la que habita por carecer de pabellón en el cuartel, por no haber consignación para ello en el presupuesto, y si solo para el alquiler del mismo.

Al pleno del 11 de abril llega escrito de Baltasar Otero Blanco (de San Adrián del Valle) pidiendo que se rescinda el contrato de arrendamiento del cuartel en su inmueble, y oficio de la superioridad que hace saber a la alcaldía que ha decidido suprimir el puesto de la Guardia Civil por carecer de albergue adecuado (“y negarse a construirlo por la oposición de los votos socialistas y socializantes”, dirá El Adelanto), y el presidente de la Patronal Bañezana solicita del Ayuntamiento un solar (a ser posible el del Teatro viejo), piedra, madera y dinero en colaboración con la entidad, que ha decidido construir un cuartel para la fuerza. Coinciden la rescisión del contrato del dueño del edificio y la amenaza de retirar la Benemérita, y se trata sobre la dificultad de encontrar otra residencia en la ciudad capaz de alojar a siete familias. La minoría socialista se opone a que el municipio aporte nada, pues hay asuntos más urgentes que atender, y debe de ser el Estado el que cobije a las fuerzas, y añaden que la Patronal no coadyuvó antaño para el establecimiento de un Centro de Higiene, que por ello se estableció en Astorga. Se vota y se acuerda por mayoría la propuesta del concejal Joaquín Lombó Pollán de ceder solar y materiales (y dinero si no alcanza lo anterior) hasta la cantidad de 40.000 pesetas (que es la actual renta anual del cuartel), pasando el edificio a ser propiedad municipal una vez construido. La proposición del alcalde (no aceptada) incluía establecer su copropiedad con la Patronal Bañezana.

En la sesión de la siguiente semana la Comandancia de la Guardia Civil comunica desde León que se deja por ahora sin efecto la orden de traslado de la fuerza del puesto bañezano (“revocación que a duras penas consiguieron en León los elementos sanos de la ciudad que allí se dirigieron”, de nuevo según El Adelanto), y también el arrendatario se desdice de su deseo de rescisión del contrato de inquilinato (que volverá a requerir en septiembre), mientras no hay aún respuesta de La Patronal al acuerdo del anterior pleno. A la mitad de mayo solicitaba el comandante del cuartel su anual blanqueo y la limpieza de los pozos negros, y mediado junio de la alcaldía se le pide informe sobre las últimas obras que en él se han realizado.

El asunto de la construcción de la casa-cuartel se ha parado en seco, sin que se explique esta demora, decía El Adelanto a primeros de septiembre, y poco más tarde, en nombre de un grupo de vecinos que han suscrito cantidades para ello, el abogado y propietario Gaspar Julio Pérez Alonso solicitaba la cooperación del Ayuntamiento, que se decide sea la cesión de un solar para su edificación, después de desecharse por votación varias propuestas y del empate entre dos de ellas en dos votaciones, de la declaración de urgencia del asunto y del voto de calidad del presidente, además de la puntualización de la minoría socialista de que no es procedente dar para este fin tantas facilidades como si se tratase de la instalación de una industria. De nuevo por votación se cede en el pleno del 3 de octubre el del Teatro viejo para la construcción del cuartel de la Guardia Civil, como aportación del Ayuntamiento a la agrupación de vecinos creada para erigirlo (la otra finca municipal también votada es la de las Realengas en la carretera de Villalís), desde la que ya el 22 de septiembre se rogaba “que se inscriban para dicho fin quienes no lo hayan hecho, y que entreguen el boletín los suscritos que no lo hayan presentado”.

Tras la revolución de Asturias y de la agitación que su eco trajo a La Bañeza, y de su represión plasmada aquí entre otras actuaciones en la destitución de la Corporación municipal electa sustituida por una Gestora impuesta, uno de sus primeros acuerdos será el 27 de octubre, “porque todos los nuevos concejales entienden que han de darse las máximas facilidades para su construcción por estimar que afecta al vecindario de manera decisiva y urge la solución, destinar un solar en la huerta de los Quiñones (el escogido por la agrupación de vecinos y los tres ediles encargados como el más idóneo de los tres ofertados por el Ayuntamiento como aportación municipal a su edificación, y para que sea siempre destinado a cuartel de la Benemérita el inmueble que en él se construya) para alzar en el mismo la casa-cuartel para la heroica Guardia Civil de este puesto”, cuyas obras según el proyecto que elabora el teniente de Ingenieros bañezano Fernando López Fernández se anunciaban a la mitad de noviembre próximas a comenzar, cuando se le ruega al dueño del edificio que lo aloja (que ha vuelto a solicitar se le deje libre, por precisarlo para instalar una tienda de venta de vinos) “que espere un tiempo, puesto que está en vías de ser realidad en plazo brevísimo la construcción del nuevo cuartel”, y la alcaldía acaba de instalar (de nuevo) en el vetusto caserón de la Plaza de Romero Robledo un teléfono por cuenta del Ayuntamiento y para uso de la fuerza del puesto.

Decía El Adelanto a la mitad de enero de 1935 que “hechos ya los planos de la casa-cuartel nadie se explica cómo aún no se ha dado un paso para su realización”. Se pagaban el día 21 cuentas por camas o pernoctas de la Guardia Civil a razón de 1,25 pesetas cada una, y cuando febrero se agotaba se considera urgente interesar de la Junta de Autoridades que se reunirá en León a indicación del ministro de la Gobernación para informarse de lo necesario para aliviar el paro forzoso, que se incluya como obra próxima y rápida a realizar en La Bañeza la de construcción del cuartel, siempre que por el Estado se subvencione la misma al Ayuntamiento y a los vecinos agrupados por la suma de 60 ó 70 mil pesetas, cantidad la segunda que aproximadamente alcanzan ya las suscripciones comprometidas con la agrupación.

Del libro LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRAGEDIA (Historia menuda y minuciosa de las gentes de las Tierras Bañezanas -Valduerna, Valdería, Vegas del Tuerto y el Jamuz, La Cabrera, el Páramo y la Ribera del Órbigo- y de otras localidades provinciales -León y Astorga-, de 1808 a 1936), publicado en 2013 en Ediciones del Lobo Sapiens) por José Cabañas González. (Más información en www.jiminiegos36.com)

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es