publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Despedida a Eloina Turiel Esteban, ‘Ina la Andarina’

● José Cruz Cabo ►Miércoles, 1 de agosto de 2012 a las 0:01 Comentarios desactivados


José Cruz Cabo

A pesar de que sabíamos de su enfermedad, nos cogió un poco por sorpresa la muerte de “Ina, la Andarina”, como popularmente era conocida. La traté practicamente toda la vida, primero porque nos relacionamos cuando eramos jóvenes y la vida todavía era dura para ambos y después, a través de su hermano Juan y sobre todo de su esposo, Benito González Gándara, quinto mío y que bastantes años nos reuniámos para comer y estar juntos al menos una vez al año.

Eloina, Ina para la mayoría de los bañezanos de nacencia, era una mujer afectuosa, amable, atenta y servicial, enamorada de la Coral del Milenario, a la que le regaló un piano, a pesar de que no tenía suficientes dotes para cantar en la misma, que lo intentó, siempre estuvo muy unida a la Coral y siempre que podía la acompañaba en sus conciertos. Uno de los años hasta les puso su chalé, cerca de la Guardia, a disposición de ellos, para que pudieran cantar en uno de los pueblos gallegos.

Pero sobre todo fue una esposa ejemplar y una madre entregada, para ella todas las personas eran buenas y a todas las que conocía más de cerca, estaba pendiente de ellas, siempre cariñosa y siempre amable. Fueron muchos años de amistad, unas veces nos veíamos más a menudo y otras menos, pero siempre el afecto, estuvo presente en nuestra relación y la alegría de vernos siempre salía a flote.

Un año que fuimos mi mujer, mis hijos y yo a la Guardia, nos encontramos y pasamos unos ratos alegres y cariñosos, porque tanto con ella, como con su marido Benito y su hermano Juan, nos alegraba vernos tanto en la ciudad como fuera de ella. Muchas veces nos veíamos en los desplazamientos de la Coral y la gozábamos viendo cosas y participando de los éxitos de nuestros coralistas fuera de La Bañeza.

En estos momentos de dolor, no puedo menos que entristecerme con su familia, y enviar mi más sentido pesame a sus tres hijos, a sus hijos políticos, a su hermano Juan, el gran industrial de la ciudad, y a toda su familia, porque se ha muerto una amiga querida a la que echaré de menos, esperando que su bondad sea reconocida en el otro mundo y sea ya feliz para siempre, junto a su marido y quinto mío, que fue otro gran industrial de nuestra ciudad, Benito González Gándara.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es