publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Día del amor o fecha con obligación de regalar

● A. Cordero ►Lunes, 14 de febrero de 2011 a las 13:29 Comentarios desactivados


Cuando los ecos de la Navidad parecen haberse esfumado de las vitrinas comerciales y el calendario sitúa un poco lejos otra fecha con obligación de regalar, llega San Valentín a hacer un poco más llevadera la cuesta de enero-febrero a las cajas de las tiendas de artículos para regalar. Un día –al parecer, inventado por una gran firma comercial- en el que el marido que no llegue a casa con un buen regalo que satisfaga los sueños de su perceptora se puede enfrentar a una jornada nada fácil, o a cosas peores.

Nada más que eso, el día de los enamorados acaba siendo el día de la obligación de hacer un regalo, muchas veces a cambio de una pantomima disfrazada de cena o cita que, en otro día, tal vez no tuviera lugar. Ya se encarga la publicidad de meternos por los ojos todo aquello que, algunas veces ni se nos hubiera ocurrido imaginar y de recordarnos que el día del amor es también una fecha con obligación de regalar.

Como todas, o casi todas, las mujeres tenemos buen gusto, nos hará mucha más ilusión una joya de firma que un vulgar accesorio de mercadillo, y esto en épocas de crisis es un problema. Si ya es difícil llegar a fin de mes sin hacer extras de ningún tipo, algunos sufridos maridos se enfrentarán al problema de ser original y verse obligados a dejar la austeridad para otra ocasión; es por eso que las tiendas más selectas se llenarán de hombres buscando ese detalle exclusivo para demostrar a su mujer cuanto la quieren.

Pero siempre hay un enamorado de verdad, romántico y sin dinero que tiene que apartarse de esas tiendas caras en las que el precio se compara con la cantidad y calidad del sentimiento mostrado y, sin embargo, desea regalarle a su chica “algo” para demostrarle su amor. Ese enamorado tendrá en cuenta su cariño día a día, su dedicación, sus palabras amables, sus gestos y todos los atributos que le ha dado la naturaleza para que la pequeñez del presente no deje en entredicho el valor de sus sentimientos.

Y es que es en estos momentos cuando tengo que sacar de mi tintero una de mis frases favoritas: “lo mejor de esta vida no cuesta dinero”; o lo que viene a ser lo mismo: si hay que comprar amor con dinero (o regalo caro) mal asunto. El detalle, ese que a todos nos gusta y está al alcance de todos los bolsillos, a veces está en una flor, unas palabras escogidas con cariño y en otros recovecos que no pienso desvelar…

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es