publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Don José Víctor, un cura que se reía de sí mismo

● José Cruz Cabo ►Domingo, 11 de enero de 2015 a las 9:16 Comentarios desactivados


José Cruz Cabo

Don José Víctor, más conocido por cabeza cacahuete, fue un gran sacerdote, que vino a nuestra ciudad en los años treinta para suceder como coadjutor a don José Rubio, el sacerdote que me bautizó a mí, también denominado “Galochinas”. Su especial cabeza y sobre todo su gran humanidad y alegría, hizo que se inseratara pronto entre los feligreses que le cogieron enseguida un gran cariño. Natural de Puebla de Sanabria, como Don Rogelio que vino después que él, don José Victor se insertó enseguida en las virtudes de nuestra ciudad y era una persona que se reia de sí mismo.

Yo tuve durante años mucha amistad con él, cuando vino don Francisco Viloria, de gratísima memoria, de párroco desde Benavides, porque tenía que ir a la oficina de Don Francisco por el Indicador religioso para la desaparecida “Hojita Parroquial”, y como muchas veces Don Francisco tenía visita, entraba en la oficina de la parroquia, donde estaba Don José Victor, buscando linajes encargados en los libros parroquiales, decía que eso le gustaba mucho. En esos momentos me contaba muchas historias personales.

Al parecer cuando nació era sietemesino y lo tuvieron entre mantas y botellas de agua hasta los nueve meses, y sus familiares y vecinos decían que no iba a llegar a vivir “Y fíjate Pepe, la gente creyendo que me moría y la guerra que he dado. Soy de familias longevas, mi abuelo a los 93 años todavía andaba en caballo como de joven”

Otro día me dice, “Cuando yo llegué a La Bañeza era de noche, y me instalé en el Hotel Magín, luego Madrid. A la mañana siguiente, cuando venía para la iglesia, había unas jovencitas a la puerta riendose, hoy ya abuelas, y yo cuando llegue a su altura les dije: “Así que riendoos del nuevo cura, pues os digo que si mi forma de cabeza la tuvierais vosotras, el que me reia era yo y entre dejándolas muy ruborizadas”.

Solía jugar la partida al dominó todas las tardes en el Café Royal, y sus compañeros solián ser Benigno Isla padre, Gonzalo Fernández de Mata, abuelo de los actuales propietarios de su farmacia de la calle Astorga y mi tío Rafael Cabo, cuando le ahorcaban el seis doble siempre decía “anda seis, esta vez te vas para el tejadillo de la Tuta”, una mujer famosa en la ciudad.

Recuerdo cuando murió el Papa Pios XII, entro en la oficina y me dice “tengo un disgusto terrible y no he podido pegar ojo en toda la noche, ya sabes que murió el Papa”, le digo sí pero no veo la razón, y el me dice “fijate si se les ocurre a los cardenales nombrarme papa, que clase de mitra tendrían que hacerme”.

La única bofetada que dio en su vida se la dio a Felipe de la Patrona Gutiérrez, porque un día cuando llegó a la Plaza se encontró a Felipe pasando toda la torre por la cornisa de fuera y fue tal el susto que llevó que cuando Felipe llegó a la sacristía no pudo frenarse y le arreó una buena bofetada; “Casi me dolió a mí más que a él” me decía. Otro día Felipe se adelantó a don José, cuando entraban en la sacristía, y se tiró al suelo rebuscando, y Don José le dice, “que haces Felipe”, Le contesta, “buscando su propina que se me cayó, y el bueno de Don José le dice, “pues por ser tan salado toma” y le dio una peseta de aquellos tiempos, de hambre, años cuarenta.

Para no cansar a mis lectores les contaré la última anécdota que protagonizó. Vicente Cadenas, de gran memoria para los que le conocimos, le decía en la adoración Nocturna, “ese reloj suyo cuando se jubile, me lo tiene que dejar en herencia” y, efectivamente, cuando se jubiló, al ir a despedirse de los adoradores en el convento de las Carmelitas le dijo a Cadenas “toma, como me jubilo te regalo el reloj”. Y es que Don José Víctor Rodríguez Blanco tenía una simpatía y una bondad enormes.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es