publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


P.J. Abajo

Los altares de la iglesia parroquial de Robledino cuentan desde este sábado con la representación mediante una talla de madera de nogal de un nuevo beato para ser venerado por los fieles de la comarca; se trata del religioso claretiano Tomás Cordero Cordero, mártir de la Guerra Civil Española que nació en la localidad valdornesa en 1910, fue asesinado en un pueblo de Ciudad Real en julio de 1936 y beatificado en octubre del pasado año en Tarragona.

Junto a un grupo de miembros de la Congregación de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de la Bienaventurada Virgen María, que se desplazaron hasta Robledino para participar de este importante acontecimiento para ellos, y una nutrida representación de familiares del beato, cuyos sobrinos más directos portaron la talla en una procesión que recorrió los aledaños de la iglesia, el obispo de Astorga fue el encargado de bendecir la nueva imagen realizada por el escultor valdornés David Ramos Cuadrado.

El párroco de Robledino, José Mateos Pollán, fue el encargado de explicar a los fieles las razones de encargar una escultura del mártir valdornés para colocarla en uno de los altares de la iglesia al tiempo que esbozó una breve biografía del beato Tomás Cordero Cordero, víctima de la persecución religiosa en la España de los años treinta, justo antes de que el prelado asturicense bendijera la talla de 1,10 metros y de una sola pieza en la que muestra una cruz y una palma como símbolos de la entrega martirial del joven religioso.

Desde la pila bautismal donde fue incorporado a la Iglesia hasta la casa donde vivió y de la que salió para entrar en el seminario que los Misioneros Claretianos tenían en Plasencia (Cáceres) en el año 1924, el inmueble donde nació el mártir o la escuela donde aprendió sus primeras letras, también muy cerca del templo, una procesión recorrió los lugares de Robledino más significativos en la vida del beato Tomás, cuyos sobrinos y allegados no ocultaban «el orgullo que supone tener en la familia a alguien como el padre Tomás, aunque entristece pensar lo que sufrió por defender siempre su fe, incluso hasta llegar a ser asesinado».

La procesión con la talla del beato recorrió parte de Robledino de la Valduerna.

publicidad publicidad

Un comentario de los lectores en “El beato Tomás Cordero ya es venerado desde los altares de la iglesia de Robledino de la Valduerna”

  1. josephin dice:

    Según su religión no se puede venerar a nadie sino al único Dios.
    Muchos murieron sin una razón o por razones absurdas.
    Una auténtica locura. Por más que me han contado y he leído mi pequeña cabecita (pero cabezona) no ha conseguido entender.
    Debemos respetarnos en vida aunque tengamos pensamientos distintos.
    Sólo espero que los humanos hayan evolucionado (aunque pensando en las guerras que sique habiendo , lo dudo)al menos que en España no vuelva a suceder.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es