publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


Por tercer año consecutivo, la campaña de molturación de remolacha en la provincia leonesa sufre parones intermitentes. Tras la decisión de la mesa provincial de parar la actividad de la fábrica azucarera de La Bañeza por falta de materia prima, desde esta madrugada se ha cerrado la planta de forma provisional a la espera de una mejora climatológica.

Este cierre temporal, motivado por las fuertes lluvias caídas durante las últimas semanas provocará, además, que unos 80 trabajadores se vean afectados por un expediente regulador de empleo (ERE) desde hoy y hasta que la planta abra de nuevo sus puertas para seguir recogiendo raíz.

El presidente del comité de empresa de la Azucarera, Francisco Fernández, asegura que si bien este parón es debido a causas meteorológicas “esta situación no beneficia ni a la empresa, ni a los trabajadores”, pero es el colectivo laboral de empleados eventuales el que queda más desprotegido.

En este sentido, Fernández recuerda que la Junta todavía no ha suscrito las ayudas económicas necesarias para solventar el ERE que afectará a 80 personas.

Durante el fin de semana la fábrica ha seguido recogiendo la remolacha arrancada mientras las condiciones climatológicas lo permitieron, pero los más de 55 litros de lluvia por metro cuadrado caídos en los últimos días han anegado las fincas, sobre todo de la zona del Páramo.

Esta situación ha impedido extraer el 40% de la cosecha que aún se encuentra en la tierra condicionada a una mejoría del tiempo que podría darse de cara “a finales de enero o principios de febrero”, según indicó Matías Llorente, secretario general del sindicato agrario UGAL-UPA, quien añadió que “sería imposible reanudar la actividad antes de febrero”.

A pesar de las lluvias caídas y del estado del terreno que harán que la azucarera de La Bañeza sea la última de la comunidad en concluir la campaña, después de Toro y Miranda, Llorente asegura que por el momento “no existe ningún riesgo de pérdidas para el sector agrícola”, si bien el tubérculo continúa desarrollándose.

El secretario general de UGAL-UPA confía en que una vez retomados los trabajos restarán cerca de 300.000 toneladas de tubérculo por extraer, lo que se supone unos 45 días más de campaña.

Gran riqueza

A pesar del cierre temporal de la fábrica bañezana, la campaña 2010/2011 registra buenos índices de calidad. En concreto, con un 18 de riqueza y un buen rendimiento por hectárea hasta alcanzar el millón de toneladas, avalan las cifras avanzadas antes del inicio de la campaña por las organizaciones, una producción aproximada de unas 710.000 toneladas líquidas de remolacha con destino a La Bañeza.

En este sentido, a pesar del cierre, Llorente se muestra optimista y asegura que este parón “beneficia las siembras tardías”, y al retomar la cosecha en febrero, cuando las condiciones climatológicas lo permitan, el tubérculo ganaría en riqueza.

publicidad publicidad

2 Comentarios de los lectores en “El cierre temporal de la azucarera conlleva un ERE para unos 80 trabajadores”

  1. T.T.P dice:

    Creo que es por moda, ERE no es , sino la manera fina de decir, ” quedas en la calle y si tienes suerte, te recojemos y te usamos otro poco cuando hagas falta “.
    Obviamente, decir ERE queda “mejor”. Que solo sea un mes ( o menos ).

  2. Lolo dice:

    Con bastante frecuencia (cada temporada) la azucarera para en su campaña por motivos metereológicos, lo que nunca se habló de ERE, no sé porque los medios (si lo sé, la crisis) usa este termino ahora.

>

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es