publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

El Personaje bañezano 2010 y las críticas de un pueblo

● A. Cordero ►Martes, 29 de marzo de 2011 a las 8:55 Comentarios desactivados


Me imagino que no es nada fácil elegir cada año a un personaje con el fin de homenajear su trayectoria, su carrera o sus hechos porque muchas veces son más de uno los que merecerían un galardón y cuesta decidirse. Quienes -más o menos- vemos los toros desde la barrera no conocemos los entresijos de un jurado ni las pautas que éste suele seguir, ni tenemos en nuestras manos esa especie de balanza que hace decantarse a unos en detrimento de otros. Una vez hecho el fallo lo más prudente es aceptar la elección y, tanto nos guste como si no, lo mejor es dejar que el protagonismo lo tenga ese a quien se lo están dando.

Los espectadores vulgares deberíamos acatar la decisión de un jurado que, acertado o no, tiene la única palabra acerca de un fallo, siente bien o mal. Pero desde que el mundo es mundo lo más fácil y divertido es criticar y autoproclamarnos todos poseedores del mejor candidato para ocupar el ansiado puesto de “homenajeado”. Desde hace unos días se han hecho demasiadas conjeturas sobre la elección, por parte del semanario El Adelanto, de Alejandro Valderas como ‘Personaje bañezano’ del 2010, unas críticas que, en mi opinión son erróneas y bastante lamentables.

Se han llegado a decir cosas como que no se respeta la opinión de los ciudadanos, que ha sido una medida fuera del juego democrático y un sinfín de improperios que no es cuestión de repetir porque están fuera de tono y de lugar. Parece que algunos de esos bañezanos ‘de pro’ que lanzan sus insultos a los cuatro vientos son los mejores candidatos a ocupar ese puesto, un lugar que, en teoría, está reservado para personas que tienen argumentos para merecerlo, pero un jurado y los asesores del semanario son quienes lo deciden.

En esa especie de pataleta de parvulario no faltan insultos, desacreditaciones hacia el homenajeado y unas cuantas ideas que reemplazarían con creces la decisión tomada. Por si eso fuera poco, y haciendo gala de esa libertad de expresión que muchas veces excedemos, las críticas llegan de la barra de bar a la prensa escrita en forma de sugerencias anónimas y no tanto que dejan entrever el poco respeto hacia el homenajeado y hacia un semanario que, evidentemente, se reserva el derecho de elegir a quien mejor cree oportuno que merece ese galardón anual, aunque no coincida con lo que se dice en la calle.

Por respeto a un señor y a su familia, que han tenido que oír y leer cosas poco agradables, sería deseable que fuésemos todos un poco más elegantes y no se caiga en la zafiedad que últimamente está tan de moda. Es una pena que un lector tenga que encontrarse con determinados apuntes sobre si un galardonado “quería o no” la distinción cuando lo que buscaba era una crónica del homenaje a un personaje bañezano. Muchos o pocos, y a pesar del rencor de unos y otros, razones políticas aparte, la aprobación general de quienes acompañamos a Alejandro en ese día es lo más importante. Y sea El Adelanto, el jurado de un premio literario o el de un concurso de arte, quienes deciden están en su derecho de elegir a quien estimen oportuno en cada edición que se presente. No es bueno hacer el ridículo, porque en ocasiones como ésta no podemos negar que La Bañeza es un pueblo.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es