publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Carnaval: esos días en los que todo está permitido

● A. Cordero ►Miércoles, 9 de marzo de 2011 a las 15:19 Comentarios desactivados


La Bañeza es estos días sinónimo de juerga. El carnaval eclipsa todo atisbo de realidad confundiendo, hasta tal punto, la diversión con lo políticamente correcto. Estos días, repletos de máscaras que tapan considerablemente lo que la dura realidad se empeña en descubrir, todo el mundo se hace partícipe del 100% permitido: se puede beber hasta perder el sentido, aún a costa de terminar la fiesta en los pasillos de urgencias del hospital.

Se puede arremeter contra el mobiliario urbano, rompiendo o haciendo desaparecer cualquier banco, contenedor o jardinera que se ponga por delante. Se puede hacer cualquier tipo de necesidad fisiológica en puertas, escaparates y rincones sin pensar que ni los empleados municipales –por mucho sueldo que cobren-, ni los dueños de los establecimientos tienen ninguna obligación de oler, ver y limpiar con sus propias manos la mierda que algún marrano vestido de carnaval dejó en las calles o en su fachada.

Por eso no es extraño que la otra cara del carnaval muestre un perfil bastante desagradable, aunque no veamos las calles sucias ni los desperfectos ocasionados, ni tengamos que meternos en la piel de los padres que se despertaron con la noticia de que su hijo de 14 años tuvo que ser ingresado por un coma etílico. Tal vez ésta sea de esas ocasiones en que debamos plantearnos si la educación que estamos dando a las futuras generaciones es la correcta o, por el contrario, somos de los que piensan que en fiestas todo está permitido.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es