publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

La falta de agua lastra las cosechas de remolacha y maíz en la comarca

● Ibañeza.es ►Domingo, 10 de diciembre de 2017 a las 8:07 Comentarios desactivados


Campo de remolacha en una imagen de archivo.

La falta de agua está haciendo que la campaña de 2017 pase a formar parte de los anales de la historia agrícola, con la mayor parte de los cultivos de regadío viendo cómo merman sus producciones. Ha sido un desastre para muchas explotaciones de maíz y también está siendo mala campaña para los remolacheros de la comarca bañezana.

En la provincia de León, las zonas con más restricciones de agua han visto las mayores reducciones de producción, que se pueden cifrar en un 50%. Han sido las comarcas que se riegan por riego tradicional con agua de Barrios de Luna, si bien en las zonas que se riegan con agua de Riaño y el Porma la producción ha sido superior.

Para Luis de Juan, ingeniero agrónomo de Lesa, la superficie de maíz se verá reducida el año que viene ante la casi seguridad de que no habrá agua embalsada. De hecho, se está vendiendo más semilla de cereal de invierno o de regadío de primavera, de modo que pueda aprovechar el agua que caiga en invierno y demande menos riego que el maíz. La producción también ha caído en otras zonas.

Remolacha

La remolacha que sigue en la tierra pierde algo de grado, tal y como señala Francisco Vilches, quien apunta que la meteorología también está afectando a la remolacha, que ha perdido bastante peso. En ese proceso, la raíz ha perdido grado de azúcar e, incluso, ahora es más difícil arrancarla que cuando comenzó la campaña.

Eso sí, está por ver si esa lluvia les viene bien a aquellas plantas (unas 3.000 hectáreas) que no han podido acceder al riego desde el mes de agosto. Las previsiones más optimistas para esos suelos hablan de entre cincuenta y sesenta toneladas por hectárea. Como recalca Fernando García, responsable nacional de remolacha en COAG, “va a ser una campaña irregular y más bien mala en conjunto”.

Recuerda que la campaña “pintaba muy bien en agosto allí donde se contaba con agua disponible”. Pero las altas temperaturas de septiembre y octubre “han causado una merma en la producción que no se ha podido compensar ni regando”. Un mismo remolque puede pesar mil kilos menos este año que el año pasado, con el mismo volumen.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es