publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


Fachada de la vivienda incendiada, aún con el cordón policial.

¿Recuerdan aquel trágico incendio ocurrido en febrero y en el que un hombre de La Bañeza perdió la vida, convirtiéndose el suceso en una herramienta arrojadiza entre los partidos políticos y las administraciones? Se llamaba Domingo y fue entonces una de las víctimas de un siniestro que reabrió el debate sobre las actuaciones de los Bomberos de León, llevando incluso a La Bañeza a las páginas e informativos de toda España.

Pero hoy, dos meses después de aquella madrugada fatídica del 13 de febrero en la que saltaron las alarmas por el fuego en una vivienda de la calle Santa Elena de La Bañeza, y ya lejos de las cámaras de televisión y la política, la familia Garmón Pérez está sumida en una profunda desesperación ante la desgracia que se cobró a uno de sus miembros, se llevó por delante su casa y sus pertenencias y ante las dificultades burocráticas que se le están presentando para reclamar los daños por el fuego.

Montse Garmón, hermana del fallecido, explicaba a Ibañeza.es que sus padres necesitan recuperar la casa “que levantaron hace tres décadas con todo el esfuerzo del mundo y que ha quedado arrasada”, un matrimonio de octogenarios y con delicados problemas de salud que lo único que desean es recuperar su vivienda. Por ese motivo, las constantes trabas con la compañía de seguros y las dificultades para costear los gastos de rehabilitación les han llevado a pedir la colaboración de los bañezanos.

Una cuenta en Caja España

La idea es que esta pareja de ancianos -que en la actualidad se encuentra realojada con su hija- pueda volver a su casa, un inmueble que ahora es inhabitable. Montse, que es consciente de la difícil situación económica que atraviesan muchos bañezanos, reconoce que “cualquier ayuda es muy bien recibida” y agradece los apoyos económicos que ya están recibiendo tanto en su casa (calle Santa Elena, 67) como los donativos que han comenzado a llegar a la cuenta que ha sido abierta en Caja España.

Tras el cordón policial

En la calle Santa Elena número 67 de La Bañeza todavía se puede ver parte del rastro que dejaron las llamas el pasado 13 de febrero. Una cinta que en su día colocó la Guardia Civil mientras se realizaba la investigación para tratar de esclarecer las causas del suceso permanece atada a ambos lados de la puerta de entrada a una casa que Domingo intentará recuperar gracias a la generosidad de sus paisanos. Ni él ni su esposa podrán volver a tener el mobiliario, ni la ropa ni los recuerdos que se llevó por delante un fuego en el que también murió su hijo, de 58 años, pero cualquier ayuda será bien recibida y agradecida.

publicidad publicidad

2 Comentarios de los lectores en “La familia que perdió su vivienda y a su hijo en un incendio necesita ayuda”

  1. Graciano dice:

    Ojala que entre todos seamos capaces de ayudar, para que esta familia recupere su hogar, esto nos puede pasar a cualquiera.

  2. Álvaro dice:

    Se me cáe el corazón cada vez que pienso en esto o paso delante de esta casa por el sufrimiento de esta familia. Hay que ponerse en su lugar..Ojala consigan restablecer su vivienda, que exista la solidaridad y se puedan paliar las penas de estos señores ancianos.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es