publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


Adolfo Mures Fernández, ex alcalde pedáneo de San Mamés de la Vega por el PP, y acusado de un supuesto delito continuado de falsedad documental en funcionario público y malversación de caudales por haberse apropiado de 7.355 euros, se someterá a una solicitud de una pena de seis años de prisión por parte del Ministerio Fiscal.

Según publica Diario de León en su edición de hoy, entre el 21 de septiembre del 2009 y el 16 de abril del 2010 Mures utilizó la firma del tesorero de la Junta Vecinal de forma supuestamente indebida y los hechos serán juzgados en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de León el próximo día 10 de diciembre, a partir de las 10:00 de la mañana, por el sistema del Tribunal del Jurado, según ha podido conocer el rotativo provincial. La vista durará tres días.

La acusación se fundamenta en la sospecha fundada de que entre el pedáneo tuvo acceso a la cuenta que la pedanía mantenía entre los años 2007 y 2011 con una entidad bancaria, a la que accedían solamente el secretario y el tesorero a través de su firma. A criterio de la fiscal, en 16 ocasiones se produjeron reintegros desde esa cuenta en los que se retiraron un total de 7.355 euros entre las fechas del 21 de septiembre del 2009 y el 16 de abril del 2010.

El citado periódico señala que para llevar a cabo la operación, se falsificó presuntamente la firma del tesorero y el dinero, siempre de acuerdo a la versión de la Fiscalía, se dedicó a gastos personales y nunca fue retornado a las cuentas de la entidad vecinal. Por todo ello, la representante del Ministerio Fiscal considera que se ha producido un delito de falsedad en documento mercantil por funcionario público y una malversación de caudales públicos, que a criterio de la acusación pública, merece una pena de seis años de prisión y la inhabilitación para el ejercicio de sus funciones públicas por espacio de diez años. Además la fiscal exige el retorno de los 7.355 euros a las cuentas de la pedanía, en cumplimiento de la propuesta que realiza en el marco de su acusación.

“Mala fe y recor de quienes me acusan”

Tal y como recoge Diario de León, la defensa del imputado niega los hechos y propone la libre absolución de su patrocinado, por entender que es inocente de los cargos por los que se le acusa. Entiende que la denuncia «es fruto de la mala fe y de la astucia de los denunciantes» y considera que los hechos que se denuncian «son inexistentes».

Así mismo, atribuye la defensa a «motivos políticos» lo ocurrido y entiende que en el transcurso del juicio quedará demostrado que su cliente es inocente «puesto que no falsificó en momento alguno la firma del tesorero ni tampoco firmó ningún documento que se le pueda atribuir».

El pedáneo, según su versión recogida por el rotativo leonés «cumplió de forma escrupulosa la contabilidad en el ejercicio de sus funciones» y únicamente es víctima «de una querella falsa y torticera, que obedece a los rencores de sus enemigos en el pueblo». Por todo ello, considera que solamente procede la libre absolución de su patrocinado, con todos los pronunciamientos a su favor y en este sentido presentará ante el Tribunal del Jurado los argumentos correspondientes para demostrar que el caso es únicamente fruto de una venganza por rencores en el pueblo.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es