publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

La generosidad anónima hará de Castrotierra un espacio cardioprotegido

● Ibañeza.es ►Viernes, 15 de junio de 2012 a las 9:02 Comentarios desactivados


Un grupo de trabajadores posa con las pulseras del Proyecto Salvavidas junto a varios residentes en la 'Virgen del Castro'.

Castrotierra se ha sumado al Proyecto Salvavidas, una iniciativa de carácter solidario que se está llevando a cabo con éxito en varios puntos de España para fomentar el conocimiento en el ámbito de los primeros auxilios y que, gracias a la residencia de mayores Virgen del Castro, esta localidad valdornesa será pionera en la comarca bañezana en convertirse en un espacio cardioprotegido en el que será posible salvar vidas gracias a la generosidad anónima.

Según explicó a Ibañeza.es el director de la residencia, Jesús Alonso, es una campaña que tiene como objeto la adquisición de un desfibrilador portátil con el que poder actuar de inmediato en caso de producirse un infarto, gracias a la formación de tres personas que permanentemente puedan realizar el auxilio al paciente.

Sin embargo, lo más importante es que desde la residencia Virgen del Castro no han querido que el centro sea quien se beneficie exclusivamente de este servicio y serán todos los vecinos de Castrotierra quienes estarán protegidos por este desfibrilador, ya que el personal de la casa podrá facilitar ayuda en caso de necesidad en un tiempo mucho menor de lo que tarda una ambulancia medicalizada en llegar desde La Bañeza o Astorga y salvar una vida en un tiempo que, según los expertos, es crucial para el paciente que ha sufrido una fibrilación ventricular.

El Proyecto Salvavidas exige la venta de 700 pulseras y, a cambio, instalará de forma gratuita un desfibrilador portátil y dará formación para tres trabajadores de la residencia con el fin de poder tener cubiertas las 24 horas del día en caso de emergencia. De este modo, Castrotierra pasará muy pronto a ser un ‘espacio cardioprotegido’ con un pequeño gesto que, a nivel particular, solo supondría la adquisición de una pulsera por el módico precio de tres euros y a nivel local es un importante servicio para el conjunto de los vecinos.

Según explicaron a este periódico los promotores de esta iniciativa, es necesaria colaboración tanto para vender las citadas pulseras solidarias como para comprarlas, ya que el número que necesitan distribuir para conseguir un desfibrilador a coste cero es de 700 unidades. Además, las pulseras se pueden adquirir en la propia residencia Virgen del Castro, en el bar de Castrotierra, así como al personal del centro y a los particulares que, de forma altruista, ya están colaborando en la venta.

El director de la residencia, Jesús Alonso, también ha abierto un evento en la red social Facebook donde se puede encontrar más información sobre cómo colaborar con esta iniciativa solidaria que, para sus creadores, “sólo con el simple hecho de poder salvar una vida, habrá merecido la pena” realizar este importante esfuerzo en el que se están volcando los trabajadores y la dirección de la casa, los familiares y muchos vecinos de Castrotierra.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es