publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita la zona afectada por el incendio de Castrocontrigo del año 2012. Junto a él, el director general del Medio Natural, José Angel Arranz y la subdelegada del Gobierno, Teresa Mata.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció hoy la próxima convocatoria de un fondo de ayudas para aquellos particulares y propietarios privados que realicen tareas de reforestación, de rehabilitación e incluso de plantación en zonas determinadas, en aquellos entornos afectados por el incendio registrado en Castrocontrigo (León) hace cuatro años y que dejó un balance de casi 12.000 hectáreas calcinadas.

Aunque por el momento no aludió a una cuantía económica de este fondo, Suárez-Quiñones informó de que la convocatoria se publicará “en estos próximos meses” y permitirá que en esas zonas privadas, aquellos que no hayan actuado en los montes, tengan una ayuda pública para que puedan seguir actuando en la recuperación de los montes afectados.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente visitó hoy la zona afectada por este fuego cuatro años después de la catástrofe. La intención de este viaje, según comunicó Suárez-Quiónes, era repasar las actuaciones que se han llevado a cabo por importe superior a los diez millones de euros, así como escuchar “a quienes están a pie de monte” para, entre todos, poder seguir trabajando e intentar “recuperarnos del desastre que supuso aquel incendio”.

El incendio de Castrocontrigo, de carácter intencionado, se inició el 19 de agosto de 2012 y en su extinción participaron más de un millar de efectivos de la Junta de Castilla y León, Ministerio, UME, Guardia Civil, Diputación de León y población de los municipios afectados. Afectó a los municipios de Castrocontrigo, Luyego, Quintana y Congosto, Destriana y Castrillo de la Valduerna y a las 13 juntas vecinales.

El incendio, que se dio por controlado el 28 de agosto y extinguido el 6 de septiembre, tuvo como consecuencia la quema de una superficie total de 11.724 hectáreas, de las cuales 10.555, es decir, el 90 por ciento, correspondían a arbolado y el resto, 1.169 hectáreas, a matorral y pastos, fundamentalmente. Del total de superficie, el 69,5 por ciento correspondía a montes de utilidad pública y contenía la gran mayoría de la madera quemada.

Recursos forestales

La variedad de ‘Pinus pinaster’, que ocupaba la mayor parte de la zona afectada, en especial en los montes públicos, es de carácter endémico y presenta diferencias significativas, según la Junta, respecto de otras procedencias naturales de la especie en la Península que se concretan en una especial adaptación a la regeneración post-fuego, gracias a su alto porcentaje de piñas serótinas, que determina un cuantioso banco de semillas aéreas que se moviliza con el incendio y a su precocidad.

Los análisis de viabilidad de semillas llevados a cabo por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente determinaron entre 70.000 y 500.000 piñones por hectárea, según las zonas con porcentajes de viabilidad por encima del 80 por ciento. Se estimó que en los pinares públicos el 70 por ciento se iba a regenerar naturalmente y el 30 por ciento restante se realizaría mediante acciones de reforestación en la fase inicial.

La extracción de la madera quemada en los montes públicos, cuya venta supuso 2,2 millones de euros a las entidades propietarias, y el trabajo simultáneo de un centenar de máquinas y vehículos fue organizada por los técnicos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León con carácter urgente en los últimos meses del año 2012 y concluyó a lo largo del año 2013.

Una de las medidas más urgentes acometidas en la zona del incendio fue el control de plagas, que aún persiste, de forma continuada. Actualmente, se está monitorizando por técnicos de la Consejería con análisis de la masa forestal y estaciones de control de densidad de insectos. Las conclusiones de estos análisis han determinado la forma de proceder en la extracción de la madera quemada y en otras actuaciones.

Respuesta

Aunque la riqueza natural que se vio afectada por el fuego “fue importante”, el consejero resaltó que la labor de todos es “recuperarse” y recordó las inversiones realizadas por el Gobierno y la Junta, que sufragaron por mitad cinco millones de euros cada una de las adminsitraciones, a lo que se sumaron otros casi 700.000 euros aportados por la Confederación Hidrográfica de Duero (CHD) y otro medio millón de los Fondos de Mejora de los montes de utilidad pública.

“Casi todo está invertido, pero el trabajo no ha terminado y no terminará nunca”, lamentó el consejero. “Tenemos que seguir realizando actuaciones para recuperar cuanto antes esta zona tan maravillosa y que tiene que volver a serlo”, dijo. De hecho, apuntó a que ya se están consiguiendo algunos resultados en cuanto a recuperación micológica, con la resina y la recuperación de la fauna. Además, próximamente se podrán volver a relanzar los aprovechamientos cinegéticos.

Regeneración natural

Con las actuaciones ejecutadas en los años 2015 y 2016, a través de las cuadrillas de prevención y extinción de incendios de esta zona y de las limítrofes, se ha completado la totalidad de la plantación de la superficie que se había preparado para ello, ya que han estimado que no se iba a regenerar suficientemente de forma natural. La regeneracion natural de algunas zonas está prácticamente completada, aunque es deficiente en algunas zonas , sobre todo las de mayor pendiente y rocosidad próximas a las divisorias. Las intervenciones previstas sobre las zonas regeneradas en concepto de clareo deben esperar aún a que la mayor parte de la masa alcance un desarrollo adecuado, probablemente a lo largo de los próximos cinco años.

El consejero estuvo acompañada por la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, quien puso de relieve la coordinación existente entre las administraciones “en todo tipo de actuaciones que se han llevado a cabo para reforestar y recuperar la situación inicial”, algo que reconoció que ha sido “difícil” e insistió en que tendrán que pasar décadas para ver los pinares de esta zona “como estaban antes del incendio”.

publicidad publicidad

Un comentario de los lectores en “La Junta anuncia ayudas a particulares para reforestar la zona del incendio de Castrocontrigo en 2012”

  1. Antonio Gonzalez Merino dice:

    Triste y penosa actuación de las administraciones, culpables en gran medida por no contemplar a los trabajadores del BRIF como profesionales, después del fuego la mayor joya era el Valle Chico, robledal de incalculable valor ecológico arrasado por la codicia de madereros sín escrúpulos y la indiferencia de las administraciones, vuelvo a llorar de impotencia, me hablan de actuaciones, que pena.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es