publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

La magia todavía encandila con su hechizo

● A. Cordero ►Sábado, 19 de noviembre de 2011 a las 18:50 Comentarios desactivados


Disminuyen las papeletas y el merchandising ha rebajado por enésima vez los estándares de calidad. Los carteles, escasos y descoloridos, sobreviven a la lluvia mientras intentan demostrar que ha sido ésta y no otra la causante de su desaparición. Los partidos políticos insisten en su afán por demostrar una austeridad inexistente y piden el voto con la palabra, con esa cara que han maquillado para la ocasión; y piden el voto muchas veces con un gesto insolente que no es ajeno a las cámaras fotográficas, pero piden el voto.

Los candidatos a gobernarnos han conseguido en los últimos días una varita mágica capaz de hacer milagros en la economía, que es lo que más nos preocupa a los votantes. Todo es factible y se conseguirá por arte de magia. Todo se arreglará en el momento que sucumbamos a los encantos de esos señores que nos miran desde el televisor y nos dicen, con la mejor de sus sonrisas, que tienen la fórmula para acabar con los problemas que arrastra el país. Y se habla de recortes, aunque no se especifica dónde se van a aplicar… tal vez sea en los sueldos de los políticos.

Pero no todo es cuestión de magia aunque sacan conejos de la chistera a medida de nuestras demandas como poseedores de la papeleta. Quieren que su imagen se cuele en nuestra memoria momentos antes de introducir el sobre en la urna para asegurarse de que, una vez más, se han salido con la suya. Pero aquí, en La Bañeza, los pocos carteles que se pegaron –por eso de la crisis y la conservación del medio ambiente- se los han llevado a partes casi iguales la lluvia y los dedos hartos de ver caretos que no podrán hacer más magia por mucho que se lo impongan.

Algunos volvieron a pasar componiendo aquellos mosaicos imaginarios con los que se intentaba demostrar algo más de ilusión de la que de verdad había. Otros dejaron pasar los días y con la excusa de la lluvia demostraron la falta de entusiasmo reinante en el lugar. Pero como no era cuestión de hacer los deberes a medias y que los jefecillos los pillaran apáticos y distraídos, a última hora cada uno puso un poco de su parte y se colocó la mejor de sus sonrisas para acabar sacando la varita mágica.

Total, si no hay nada en juego que les haga cambiar de planes. En esta partida cada uno juega sus propias cartas y, muchas veces, es más la obligación que la devoción la que hace ser, parecer o estar, aunque ya no haya nada que rascar. Pura farsa. Total, si a estas alturas el votante ya ha elegido la papeleta que no va a utilizar y la ha tirado a la basura; si ya nadie mira las pancartas que resisten colgadas en lo alto, esperando a que los gerifaltes se fijen y encomienden sus rezos al santo de guardia. Los milagros a veces existen y la magia, todavía, encandila con su hechizo.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es