publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Las fiestas de los gremios empresariales

● José Cruz Cabo ►Domingo, 3 de junio de 2018 a las 8:31 Comentarios desactivados


José Cruz Cabo

Sobre los años cincuenta, cuando las dos imprentas que existian en nuestra ciudad, la de Gráficas Rafael en la Plaza Mayor y la de don José Marcos en la Vía de la Plata, donde hoy está Rancho hijo, decidieron celebrar el santo patrono de la tipografía, San Juan Ante la Puerta Latina. También los relojeros celebraron unos años san Eloy, que es su patrono.

Esta fiesta del trabajo se celebró unos años, cuando la gente de las tipografías comenzaban a marchar para Madrid, u otras ciudades y capitales donde se ganaba más y habia puestos de trabajo mejor remunerados. Lo que yo quiero recordar son las fiestas que durante unos seis años celebramos los tipógrafos de nuestra ciudad unidos los trabajadores y patronos de las dos imprentas, la de Marcos de Segovia que había cogido el traspaso a Doña Julita que la tenía en la calle Padre Miguélez, donde hoy está el Bar La Isla, y la pasó para la calle ahora Vía de la Plata, donde aun está la de Rancho.

Gráficas Rafael le cogió el traspaso a doña Felisa, que tenía dicha imprenta donde hoy está el supermercado de Los Rodríguez y que él pasó a la Plaza Mayor y después se la traspasó a su sobrino Saturnino Cabo y este la llevó para donde está hoy en la Vía de la Plata y que ya ha cumplido allí más de 50 años.

En aquella época entre las dos industrias trabajábamos mas de 20 personas y un año Don José Marcos y mi tio Rafael, decidieron celebrar conjuntamente la fiesta del patrono de los tipógrafos que era San Juan Ante Portam Latinam, parece ser que a San Juan lo metieron en una gran olla para cocerlo pero quedó incólume y no le pasó nada.

La fiesta consistía en acudir a la bodega de don José Marcos, coger una garrafa de vino y llevarla al restaurante o casa de comidas para que el vino no costara. La primera vez que celebramos la fiesta fue en el Mesón de Fernando Delgado y otros años lo hicimos en el Bar restaurante de la cuesta del Jardín que poseía el famoso Pepín Agüita y una gran explanada donde está hecha la foto. En ella estamos los empleados de Gráficas Rafael y los de Mijares, junto con algunos colaboradores del Adelanto, como Beitia o Enrique Sors.

Los tiempos cambian y la fiesta del patrono se dejó de celebrar, como los relojeros dejaron de celebrar la suya. Los peluqueros de aquellos años, trabajaban casi hasta las tres de la tarde del domingo y los lunes por la tarde cerraban hasta que las costumbres cambiaron y el domingo no abren.

Había varias fiestas locales como San Antonio, San Blas, la octava del Corpus o el lunes del pimiento o como dice don Arturo la fiesta de Nuestra Señora de las trampas, en que los dependientes y la mayoría de los comercios cerraban y nos marchábamos de merienda al monte o la Peña de San Blas, según la fiesta. Pero todo eso se acabó cuando entró de jefe del Sindicato Vertical Julio Valderas, que dijo que como había que pagar las horas extraordinarias no había ninguna causa por la que había que cerrar algunos lunes.

Son recuerdos que me vienen a la cabeza al ver cómo han cambiado las costumbres y las formas de vida en nuestra ciudad. Espero que a los lectores no les aburra con mis recuerdos.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es