publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Los buitres económicos

● Ibañeza.es ►Viernes, 18 de noviembre de 2011 a las 15:32 Comentarios desactivados


A quién quieren engañar con toda esta terminología de primas de riesgo, de Ibex-35, de índice Dow Jones o como se diga. Es mucho más sencillo, para explicarlo solo hay que mirar a la economía familiar. Yo recuerdo a mi madre cuando le decía a mi padre: No compres esto o lo otro, que para el mes que viene tenemos que pagar el seguro de la casa. Entonces, mi padre le hacía caso y no lo compraba. Cuando llegaba algún ingreso extraordinario se aprovechaba para comprar cosas necesarias que estaban esperando. Eso lo ponía en práctica sabiamente la generación de nuestros padres.

Nuestra generación ya se familiarizó en exceso con los créditos y se nos está pasando la vida corriendo delante de los directores de los bancos, procurando que no nos cojan. Pero llegaron estos tiempos del cambio de siglo y todo el mundo pensaba que había una máquina de hacer dinero en cada país o en cada ayuntamiento. En 1985 un ministro de cuyo nombre no quiero acordarme aprobó una nueva Ley de Régimen Local donde ya no eran vinculantes los informes de los funcionarios interventores, el político se los podía saltar cuando quería y vaya si se los saltó. Las administraciones comenzaron a endeudarse sin medida. Todo el mundo con la cabeza debajo del ala y el que venga detrás que arreé.

La panacea era la construcción, que llenaba las arcas públicas con grandes y pequeñas obras que pagaban religiosamente sus impuestos y, a veces, llenaban también cuentas en paraísos fiscales que hacía la vida más fácil al angustiado político como estamos comprobando cada día en los informativos.

Todo eso se veía venir, era imposible mantener ese ritmo de construcción muchos años, llegaría un momento en que se saturaría el mercado y, como en el cuento de la lechera, se rompería el  cántaro y ahora estamos donde estamos. En manos de los grandes especuladores económicos que hacen subir y bajar esos índices cuando les interesa y pasean sus primas de riesgo y sus cuñadas arriesgadas por donde les parece.

De esto no se sale así como así; me atrevería a decir que es imposible salir por cauces normales, si hoy debes 50 mañana debes 100, es una bola de nieve que crece y crece. Para salir de este embrollo hay que sentarse en todas las administraciones: europea, nacional, autonómica, local. Realizar un plan a medio plazo, 8 o 10 años, donde hay que hacer las cosas bien, gastar en lo necesario y dejando lo superfluo. Trabajando con imaginación. No puede gobernar tanta gente. Hay que reducir administraciones cueste lo que cueste y hay cosas como la sanidad o la educación que tienen que manejarse desde el ministerio.

Europa tiene que pensar que Grecia, Portugal, Italia y, seguramente, España y algún otro que también bailará con la prima de riesgo, no pueden pagar lo que ha generado esa bola de nieve. Hay que perdonar la deuda o parte de ella para iniciar de nuevo el proceso económico como se hizo en 1953, solo hay que repasar la historia. Alemania se acordará. Nos va a costar trabajo pero de ésta tenemos que salir todos juntos o sino los buitres económicos una vez que se hayan quedado con todo tendrán que comerse unos a otros.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es