publicidad Publicidad PUBLICIDAD

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Los incendios que cierran un 2016 en llamas y abren un 2017 de incertidumbre

● Ibañeza.es ►Sábado, 31 de diciembre de 2016 a las 16:57 Comentarios desactivados


P.J. Abajo

Es innegable que el 2016, para La Bañeza y en la comarca bañezana, ha sido un año literalmente negro en lo a incendios que se refiere. Al menos diez fuegos, con dos graves siniestros que pusieron en peligro un alto número de empleos en Soto de la Vega y Alija del Infantado, completan esta triste lista de incendios registrados en una zona que carece de parque de bomberos profesional y que, si no se producen cambios en el SEPEIS, deja a la comarca de La Bañeza como estaba: sumido en la inseguridad y en la incertidumbre, con un servicio atendido por voluntarios mientras el parque con medios humanos profesionales se pretende construir en las proximidades de Astorga.

Hoy hace justo un año los bañezanos tomaban las uvas con la mala noticia de saber que una familia bañezana estaba perdiendo su vivienda y su negocio. El incendio que en la noche del 31 de diciembre al 1 de enero calcinó un inmueble en la calle del Reloj y puso en peligro buena parte de la manzana situada en pleno centro, fue el primero de una larga lista que durante el 2016 puso en jaque a La Bañeza y convirtió a la ciudad en baluarte de la reivindicación de un parque de bomberos profesional para la comarca.

Y es que apenas una semana después del incendio de la calle del Reloj, el 9 de enero, la Plaza Mayor se convirtió en escenario para reclamar un parque profesional de bomberos que, poco tiempo después, venía a ‘prometer’ la Diputación de León en una reunión con alcaldes de la comarca. No había finalizado enero y el día 28 Robledo de la Valduerna volvía a demostrar que sus vecinos eran suficientes para sofocar un fuego que destruyó una vivienda, utilizando mangueras y motores de uso agrícola.

El 10 de mayo los voluntarios tenían que sofocar un incendio originado en la chimenea de un chalé de la plaza Francisco de Quevedo, suceso que apenas causó diversos daños materiales, pero el día 21 de ese mismo mes saltaron todas las alarmas en la comarca al saber que estaba ardiendo parte del complejo industrial de Embutidos Rodríguez, en Soto de la Vega. El incendio se llevó por delante temporalmente decenas de empleos pero sirvió para que en la Diputación de León se tomara en serio la necesidad de establecer una red provincial de bomberos.

Tras el verano

Tras un verano con varios incendios en la comarca que, afortunadamente, no afectaron a inmuebles, el 4 de septiembre ardía un vehículo en la rotonda de la autovía A-6 de la que nace la carretera de Jiménez de Jamuz y un mes después, el 3 de octubre, los bomberos voluntarios tenían que sofocar un incendio en una casa abandonada en la calle Doctor Mérida Pérez. Sólo daños materiales, pero la casa quedó totalmente destruida como la situada en la calle Santa Lucía, que el día 30 de octubre también quedaba reducida a cenizas.

Cuatro días después, el 3 de noviembre las alarmas volvieron a saltar en Alija del Infantado con el incendio desatado en las instalaciones de la planta de incubación de huevos de la empresa Ibérica de Multiplicación Aviar, Iberavi, donde las llamas arrasaron por completo el complejo industrial y dejaron a una veintena de trabajadores en la calle.

Pero la larga lista de incendios en la comarca de La Bañeza durante el 2016 no quedó ahí y el 30 de noviembre, de madrugada, los Bomberos de León se desplazaban a la calle Juan Carlos I para rescatar a una madre con dos hijos de un piso en llamas, que quedó totalmente destruido tras arder una cama y un armario, poniendo en peligro viviendas colindantes. Como el fuego declarado el pasado 26 de diciembre, en el local de la calle República de El Salvador en lo que en tiempos fue el popular Bar Transporte, hoy reducido a cenizas a pesar de los esfuerzos de los bomberos voluntarios.

Las reivindicaciones

El extraordinario trabajo de los voluntarios que atienden el servicio municipal de extinción de incendios y que logran contener las llamas con los escasos medios de los que disponen hasta que llegan profesionales del Ayuntamiento de León o Ponferrada (como en el caso de Rodríguez), incluso dar por extinguido el fuego muchas veces, para los bañezanos no es argumento suficiente para conformarse y aprobar que el parque profesional se vaya a Astorga mientras el Partido Judicial de La Bañeza es el único de la provincia que se queda desatendido. A pesar de los datos de esta lista negra y de la reivindicación tanto ciudadana como política.

Algunos de los incendios que La Bañeza y comarca sufrieron en 2016.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad


publicidad


publicidad

    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es