publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Los nuevos planes entre España y Portugal activan la León-Braganza

● Ibañeza.es ►Martes, 13 de octubre de 2020 a las 8:29 Comentarios desactivados


El trazo de ‘La Raya’, la denominación popular de la frontera terrestre entre España y Portugal, es desde el pasado fin de semana un poco menos grueso. Y lo es gracias a los nuevos planes viarios que salieron de la cumbre hispano-lusa celebrada en Guarda donde ambos países aprobaron una Estrategia de Desarrollo Transfronterizo para poner fin a décadas de vivir de espaldas. El reto demográfico y diseñar una estrategia común de desarrollo transfronterizo, son los dos desafíos prioritarios. Básicamente, en esa cumbre se recogieron compromisos para impulsar la finalización del Corredor Atlántico en la zona fronteriza y la modernización y mejora de las conexiones por carretera y ferrocarril. Así, finalizarán o se pondrán en marcha actuaciones como la conexión de la IP-5 portuguesa con Fermoselle y la vía rápida entre Puebla de Sanabria y Braganza.

Y es precisamente este último compromiso, la conversión en vía rápida de los quince kilómetros que separan Puebla de Sanabria de la localidad lusa, el que ha dejado un mejor sabor de boca a la Plataforma por la León-Braganza. A juicio del portavoz de este colectivo, Martín Manceñido, este nuevo vial actuará como palanca para catapultar el viejo proyecto de conectar la provincia con el norte de Portugal con unas vías de comunicación propias del siglo XXI. «La conexión entre Braganza y Puebla de Sanabria nos toca de cerca y creo que va a ser un punto de inflexión para futuras comunicaciones», aventuró. «Tradicionalmente —añadió— no se ha dado la importancia que merece a esta comunicación. Por fortuna, esta cumbre ha reforzado ese aspecto fronterizo con compromisos para dar nuevas oportunidades a la frontera».

Los efectos de este primer paso serían muchos y notorios, según Manceñido. La Braganza-Puebla de Sanabria evitaría el tapón en la zona de Rihonor, donde también se levantará un puente internacional de casi un kilómetro para salvar el valle. «Desde Puebla a Rihonor hay unos 15 kilómetros, pero prácticamente es un camino de cabras por donde no pueden pasar ni camiones ni autobuses. Eso cambiará con la futura vía rápida que espero esté operativa en un plazo no superior a dos años. Y ese va a ser el primer paso para reivindicar otros tramos, espero que sea el punto de partida de la León-Braganza», subrayó convencido.

Los aproximadamente 160 kilómetros de esta conexión largamente reivindicada abrirían todo un abanico de opciones, sobre todo a una provincia como León situada geográficamente como centro del noroeste. «Significará sacar del ostracismo a zonas depauperadas como Sanabria y la Carballeda dentro de Zamora, y en León ayudará también a mejorar las comunicaciones con La Cabrera. Astorga, La Bañeza y León capital, permitiendo también al transporte enlazar con la A-66 y llegar a la llamada de la autopista del Mar, entre el puerto de Gijón y Nantes, o conectar Torneros y Villadangos», detalló Martín Manceñido.

Recordó también el portavoz de la Plataforma León-Braganza que este futuro vial actuará como acicate del turismo entre los dos países. «Y hay que tener en cuenta —dijo en este sentido— que el norte de Portugal es la zona más poblada del país vecinos con unos cuatro millones de personas, un potencial evidente a aprovechar», reflexionó.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es