publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Mi ropa de pregonar

● Ibañeza.es ►Lunes, 28 de febrero de 2011 a las 10:04 Comentarios desactivados


La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.

John Lennon

Comenzaba la semana comprando algo de ropa para el acto del sábado donde pregonaría a la Musa del Carnaval. Había que pulir el pregón en verso y rematar la canción que le cantaría a Noemí y preparar el concierto de La Charra del día 6 de marzo. Toda la semana programada, desde la mañana a la noche. Trabajo, ensayos, montaje de exposiciones…

El martes, comienza el cambio de programa. Me llega la noticia de que ha muerto mi pariente Odón Alonso. Al día siguiente hay que salir para Soria. Vamos Carlos, Guzmán y yo, en representación de su familia bañezana. También acudió el Alcalde de La Bañeza. Soria se volcó con Odón; las autoridades, toda su familia política, la Banda de Música, coros, etc. Un funeral digno de un gran maestro de la música. Fue entrañable, aún en estas circunstancias, el reencuentro con Gloria, la mujer de Odón y con su hermano Emilio, que llegó desde Niza, donde vive.

Una vez cumplido con el maestro. Volvemos a la cruda realidad de la semana. Ya es jueves y hay que seguir trabajando, montando exposiciones, acabando el pregón y ensayando con La Charra. A esto hay que sumarle que estoy de Rodríguez, solo con mi hija Andrea. Mi esposa Pilar está en Asturias con su madre y hermanos, a la vera de la cama de su padre muy enfermo. Acabo el pregón y la canción ya suena en mi guitarra, tengo día y medio para aprendérmela.

Es viernes, los pronósticos se confirman y la gravedad de mi suegro avanza más deprisa de lo previsto. A media tarde suena el teléfono con un mensaje de muerte. Todos los planes se han trastocado. Tengo que buscar un amigo que lea mi pregón. Carlos Ramos es el elegido. Desde aquí quiero agradecerle su disposición y felicitarle por el resultado. Se lo agradezco y ya sabe que estoy a su disposición para lo que me necesite. José Blanco recibe la noticia: No estaré en el pregón de la Musa, el entierro es el sábado por la tarde en Asturias. No hay tiempo material y además hay que estar al lado de la familia en su dolor. Otra vez, la ropa que había comprado para el acto de la Musa vuelve a servir para otro funeral.

Hemos estado todos muy unidos este sábado en Asturias alrededor de la muerte que llegó con prisa, pero estábamos todos, no faltó nadie. Hasta mi hija Jana llegó desde Murcia, para despedir a su abuelo. Hemos salido todos reconfortados, más unidos que nunca.

Mientras todos despedíamos a Dacio en Asturias,  Noemí recorría la pasarela y llegaba al escenario para ser la Musa del Carnaval, recibía el manto, la corona y las flores, emocionada. Carlos le recitaba mi pregón y le leía la letra de mi canción. La Charra cerraba el acto con tres canciones. “El espectáculo debe continuar” como diría Freddy Mercury. La Musa del Carnaval tuvo su hermoso acto multitudinario a pesar de mi ausencia. Su canción, no escuchada en la sala, está sonando ahora en mi cabeza. Nadie más la conoce. Espero tener ocasión de cantársela a Noemí en un acto próximo.

Acabamos de llegar de Asturias, es domingo por la noche. Mañana comienza otra semana planificada. La vida sigue y hay mucho que preparar: el concierto de La Charra, la Tamborrada, aunque el corazón esté triste. Saco de mi maleta la ropa que había comprado para el acto de la Musa y que, hasta ahora, parece que solo sirve para actos luctuosos, la cuelgo en el armario mientras pienso otra vez en la frase de John Lennon con la que abro este artículo.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es