publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Navidad, dulce Navidad para todos

● IBAÑEZA.ES ►Domingo, 18 de diciembre de 2011 a las 0:01 Comentarios desactivados


Charo Martínez Domínguez (en nombre de Adelba)

Parece que es obligatorio ser felices y comer turrón por Navidad. Aunque todo el año seamos cardos “borriqueros”, de repente hay que besar, abrazar, dar palmaditas en la espalda a todo el mundo aunque sea el mayor enemigo y… atiborrarse de comida.

Las dulces Navidades pueden ser un problema para las personas diabéticas. O no. Depende de si seguimos la dieta de modo inteligente para no pasarnos de dulzura ni de calorías.

En todas las asociaciones de diabéticos damos consejos para mantener nuestro equilibrio en estas fechas. Nuestros niveles de glucosa no se pueden descuidar con la disculpa de que es una vez al año y no hace daño. Se trata de comer de todo, absolutamente de todo, con la condición de respetar las cantidades de proteínas, grasas e hidratos de carbono que nos haya recomendado nuestro dietista o el personal sanitario que lleva nuestros controles de glucosa. ¿Os parece difícil? En absoluto, habrá que comer un poco menos de pan (o no comerlo) si quieres disfrutar de un trozo de turrón del “de verdad”. Vamos a acabar con el mito de los productos para diabéticos, ¡no existen! Son productos bajos en calorías en los que se ha sustituido el azúcar común por una serie de edulcorantes o aditivos con objeto de ser “tolerados” por diabéticos.

Así que si no nos queremos “amargar” en estas fiestas con hiperglucemias (subidas de glucosa) tendremos que aprender pequeños trucos para no despilfarrar nuestra salud. Si damos una caminata para quemar calorías, no nos afectará tanto haber hecho una comida más copiosa de lo habitual. Si recordamos que no podemos comer cantidades sin control de un producto light mejor que mejor.

La rica repostería bañezana es una tentación, nos tientan esos escaparates primorosamente adornados con exquisitos productos. Los podremos degustar…con precaución, por supuesto.

Los americanos nos han endilgado un personaje gordo y orondo que se va a partir la crisma escalando fachadas y entrando por las chimeneas. Claro, se habrá pasado de calorías y ni os cuento como tendrá la glucosa el colesterol y los triglicéridos. Este señor, vestido de rojo, no pertenece a nuestra tradición Navideña ni es un buen ejemplo a seguir para los diabéticos.

Yo prefiero los Reyes, que no sé si serían Magos, pero seguro que son sabios. Por eso prefiero la calidad a la cantidad en las comidas. Prefiero esmerarme en la presentación de los platos, poner una mesa bien adornada y alargar la sobremesa sustituyendo las dulces tentaciones por una buena conversación al amor de la lumbre o visitar los Belenes, que en La Bañeza los tenemos preciosos.

Adelba os desea que no os dejéis tentar por el consumismo, que compréis y comáis con inteligencia y que seáis felices de verdad y no por obligación. Y que dichosa crisis se termine.

Hay un villancico que me gusta mucho:

Yo te pido Jesús mío
un trocito de turrón
para meterlo en la boca
cuando esté de mal humor.
Pastores venid, pastores llegad…

Recordadlo: UN TROCITO… O UN CACHÍN… Os dejo, que tengo el Ramo de Navidad a medio hacer y se me echa el tiempo encima.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es