publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

No es un simple roscón, es un Roscón de La Bañeza

● A. Cordero ►Viernes, 8 de enero de 2016 a las 9:21 Comentarios desactivados


Atrás quedaron aquellas navidades en las que la Epifanía del Señor era una de las tres fiestas importantes, porque el espíritu de la Navidad sólo contemplaba el aspecto religioso y todo giraba en torno al Nacimiento de Jesús. Posteriormente, el día de Reyes pasó a ser únicamente el día de los regalos. Ahora, con nuevos inventos como la cabalgata bochornosa de Madrid –de la que no pienso hablar más–, es posible que la festividad de Reyes pase a ser un #nosequécosaextraña, pero esa es otra historia que supongo no trascienda a los libros de texto, o RosconApp, la aplicación para geolocalizar la sorpresa del roscón.

En La Bañeza, además de celebrar la Navidad con todo el respeto que se merece en cuanto a religiosidad se refiere y hacer una cabalgata digna de los Reyes Magos de Oriente (los auténticos), con lo que más se nos relaciona es con el roscón de Reyes. Y es que en las noticias de la televisión, en los magacines, en los periódicos, en todas partes, hablar de La Bañeza en los días previos de cada víspera de Reyes es hablar del roscón de los tantosmil euros. Somos noticia, porque se habla de La Bañeza en toda España, en Europa y más allá.

A lo largo de estas fiestas, hablé con familiares y amigos para mantener esas costumbres de buenos deseos para el año que empieza y en casi todas las conversaciones salió el tema del roscón, del roscón de La Bañeza, que si ya lo compré, que si a mí me tocará, que si cuántos vende esta confitería para dar semejante premio, que si… Que a más de uno le dije que viniera a comprarlo porque igual tenía más posibilidades que yo. Y alguno debió de hacerme caso a juzgar por las colas que he visto estos días.

Pero, sin menospreciar el premio –este año de 7.000 euros–, que es muy jugoso, quiero lanzar un mensaje a los que compran el roscón esperando ver el papelito que Sergio mete en uno de ellos. No hay que valorar sólo el premio, porque poder llegar a casa y esperar a los Reyes Magos degustando uno de esos dulces típicos ya es un premio. Como el roscón Ermitage, “el más rico del mundo”, cuyo sabor ya es toda una recompensa como lo es en general la repostería bañezana, y tengan premio o la clásica figurita que dice la tradición.

Quizás, de forma indirecta, todos nos hemos beneficiado de la repercusión mediática que ha tenido el asunto del roscón desde aquel día que a Manolo se le ocurrió esconder entre la nata un premio de 500 euros, porque ese día se empezó a relacionar a La Bañeza con el roscón de Reyes. Y gracias a eso se benefició el comercio, y la hostelería, y los medios de comunicación y los demás confiteros, y el afortunado ganador, y quienes disfrutamos de él sin costarnos nada, y tal y tal… porque La Bañeza sonaba en todas partes y porque el roscón de Reyes, que antes pasaba más inadvertido, se empezó a mirar con otros ojos dejando de ser un simple roscón para pasar a ser el Roscón de La Bañeza.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es