publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Nunca me pidio pregonar el ayuntamiento

● José Cruz Cabo ►Domingo, 26 de noviembre de 2017 a las 8:28 Comentarios desactivados


José Cruz Cabo

A lo largo de mi vida periodistica, nunca me pidieron pregonar ni las fiestas de la patrona ni los carnavales, a pesar de que tenía una lista grande de cosas y personajes dignos de sacar a escena, por su entrega a estas fiestas entrañables.

Sí me buscaron asociaciones y la misma parroquia de Santa María para presentar a personas o entidades que iban a realizar alguna cosa en dicha iglesia. También cuando tuve que leer la Pasión completa desde el púlpito, el primer Viernes Santo que se celebraron los oficios por la tarde, también siendo joven el Evangelio de la misa de 9:30 en Santa María que todavía se leia en latín y yo lo leia en castellano desde los bancos, para todas las ramas de Acción Católica. Fui fundador de los cursillos prematrimoniales que fundo D. Francisco, con Enrique Sors, Luis Santos, Josefina Combarros y Julio Tagarro la parte médica de los mismos. No se si se seguiran dando.

También he dado conferencias sobre El Adelanto, una en la Biblioteca para las antiguas amas de casa y otra en el Polvorín, también sobre la Vera Cruz en el salón del hoy centro de las Tierras Bañezanas. Otra sobre el mejor escritor en la semana que se le dedicó em la Biblioteca que ha tenido nuestra ciudad, como fue José Luis Baeza.

El año 1990, el quinto año que se celebraba el pregón de Semana Santa, que inventó el gran sacerdote Arturo Cabo Carrasco, como otras muchas cosas. Este año tenía ya apalabrado el mismo con el bañezano, entonces miembro del Tribunal Constitucional, el Magistrado García Calvo y dos días antes de la fecha se murió en Madrid su hija y bajó Arturo Cabo a Gráficas Nino, donde yo trabajaba, y nos dijo a Nino y a mí: “no sé qué hacer si suspender el pregón de este año dado que García Calvo no puede porque ha tenido esta desgracia”.

Yo le dije: “no se puede suspender ahora que ya es el quinto año, si Nino me deja libre el día de mañana, yo te preparó el pregón y lo doy yo para que no se pierda la costumbre, en La Bañeza no se puede suspender nada bueno”.

Nino dijo que por él no había problemas y me dio ese día libre. Preparé un pregón de unos veinte minutos y al finalizar la misa de ocho de la tarde de ese día en El Salvador, salía una señora de misa y otra entraba para oír el pregón y le dijo: “¿Pero no te quedas a escuchar el pregón?”; y le contestó: “a la velocidad que da las crónícas en Radio Astorga no se le entenderá nada”. La otra le dijo: “anda, entra conmigo ya veras como te gusta”.

El pregón lo di después de que Don Arturo explicara el cambio y al finalizar la intervención, la señora le dijo a la otra, después de haber apalaudido a rabiar, “anda que sino eres tu me pierdo un pregón precioso”.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es