publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Qué fue de las “viejas glorias”

● A. Cordero ►Domingo, 26 de abril de 2015 a las 9:15 Comentarios desactivados


En épocas en que lo vintage está de moda y la experiencia vale mucho más que cualquier sonrisa tratando de hacer frente a un muro invencible y poco resultado, conviene escuchar más que hablar (porque para eso el mecanismo de escuchar duplica al de hablar) y hacer caso de quien sabe más que uno, por aquello de que “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, como dice el sabio refranero español cuando la modernidad intenta arremeter contra las viejas costumbres.

Pero no por eso lo viejo siempre es mejor ya que en muchas ocasiones –y determinados ámbitos- lo moderno supera a lo carca, pero la sabiduría, la experiencia, el saber estar y la capacidad de trabajo, suelen ser proporcionales al incremento en el calendario. Es por eso que conviene distinguir unas glorias viejas de otras viejas glorias, ya que se les suele colocar el mismo título a todas sin dejar tiempo a que unas demuestren sus virtudes y las otras sigan manteniendo el estatus que las hizo merecedoras de tal calificativo.

Hay algunas viejas glorias que le dan demasiadas vueltas a las nuevas generaciones, tantas que éstas últimas no quieren ni oír hablar de ellas, y hacen como que no existen tratando de demostrar que por sí mismas y por los aires renovados que tratan de vender, están cualificadas para ejercer ciertas actividades para las que es necesario el apoyo de terceros. Lo malo es cuando esos terceros no están convencidos -y no son fáciles de convencer- de que quienes tanto alardean de estar preparados, aún andan en pañales.

Quizás lo ideal sea hacerles un hueco y escucharlas de vez en cuando, por aquello de “sabe más el diablo…” y no conviene perder de vista que sus acordes, siempre perfectamente ejecutados, pueden dar muchas lecciones a los aprendices y dejar claro, una vez más, que los buenos músicos nunca pasan de moda y son los que marcan las pautas a seguir, cosechando éxitos allá por todos los escenarios por los que pasan y demostrando que aunque pasen los años, siguen teniendo mucho que decir.

Es por eso que yo lo tengo claro, claro clarísimo, y en cuestión de música, también me decanto por las viejas glorias. Qué sería de nuestra vida, de nuestra hemeroteca musical, sin figuras de la talla de los Rolling Stones, los Beatles, Serrat, Joaquín Sabina… esos que nunca pasan de moda. Dicen los nostálgicos que donde estén las viejas glorias que se quiten todos estos guapitos de cara, con éxito por su físico, con ropa de andar por casa y por ser la novedad pero con poco futuro y casi ningún contenido interior.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es