publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Romance desde la Exportadora a Mercadona

● Ibañeza.es ►Jueves, 27 de enero de 2011 a las 18:05 Comentarios desactivados


En la vieja Exportadora / pusieron un Mercadona, / supermercado de vuelos / que se ha puesto muy de moda, / por calidad y sus precios / supo captar bien las ondas / de aquel edificio viejo / que se llamó Exportadora. / Un almacén de patatas, / alubias y otras coronas / que unió las mentes preclaras / de esta ciudad burguesona / de comerciantes de altura / y gentes trabajadoras. / Fueron décadas triunfales / en sus fases compradoras, / teniendo el ferrocarril / como musa creadora.

Mas todo se vino abajo, / como una abeja ladrona / y hubo que vender la casa, / qué digo casa, casona, / donde construyeron pisos / y se instaló Mercadona. / El negocio funcionó / y creo que aún funciona, / aunque ahora está cerrado / por las obras de reforma. / Unas reformas que pesan / en las gentes compradoras. / Gentes pobres, gentes ricas / de La Bañeza y contorna, / hay solteros y casados, / jovencitas y matronas, / que buscan la calidad / en sus carros de la compra.

Dicen que el cierre se debe / a denuncias criticonas / de los vecinos de arriba / que sus molestias pregonan. / Otros dicen que los jefes / de este almacén, Mercadona / han querido renovar / pintura, luces y losas / y apuntalar resonancias / que reproducen las bombas / y molestan a vecinos / en sus silencios a solas, / tras diez años funcionado / a todo gas, sí señora. / Pero tranquilos, señores, / será poco tiempo, horas / y aún quedan en la ciudad / de gran mercado ocho zonas.

Yo recuerdo las miserias / añoranzas y modorras / de aquellos años terribles / de posguerras en deshonras, / de gentes que rebuscamos / migajas de Exportadora, / que caían del vagón / al girar la plataforma, / camino del almacén / por vía muerta en las sombras. / Eran patatas y alubias, / a granel y caída loca / que llenaban el rebusco / de serillos y de bolsas / y poder, algunos días, / cambiar la salsa en las ollas, / algo que de vez en cuando, / poder llevar a la boca.

¡Ay recuerdos de posguerra / de la vieja Exportadora, / donde miles de ladrillos / desnudos dieron las horas! / ¡Ay trenes y mercancías / de cien pitadas chillonas / que animaban las labores / de gentes trabajadoras!

Atrás quedaron los carros / de pueblos de la contorna, / que traían sus labores / a la vieja Exportadora. / Atrás quedó el cambalache / y los tratos en las sombras / de probos almacenistas / ganando en ventas y compras. / El tren desapareció / y la vieja Exportadora, / que dio paso a una moderna / sucursal de Mercadona.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es