publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Romance para una torre mocha

● Polo Fuertes ►Domingo, 28 de octubre de 2012 a las 9:27 Comentarios desactivados


Castillo famoso, viejo, / torre mocha de mi pueblo, / cargadita de añoranzas / de los que un día se fueron / a descubrir nuevos mundos, / a trabajar por un sueldo / que la tierra les negaba, / cual madrastra sin espejo. / Sus almenas inconclusas, / rotas por los cuatro vientos, / son la mejor fantasía / que recargan los recuerdos / de quienes vivimos fuera / para siempre o por un tiempo. / Por eso, cuando volvimos, / cuando volvimos al pueblo / pusimos tu bella imagen / a buen recaudo en los sueños.

Torre de Santa María, / torre mocha de mi pueblo, / al levantarme a diario / es lo primero que veo... (Polo Fuertes)

Torre de Santa María, / torre mocha de mi pueblo, / al levantarme a diario / es lo primero que veo, / mirando al amanecer / entre brumas y embelesos. / Porque eres bella por fuera / y bella eres por dentro. / De niño me recorrí / sus escaleras y huecos, / hice sonar sus campanas, / campanas de bronce lento, / acariciando badajos / o girándolas al vuelo, / llamando a la gente a misa, / a rosarios y otros rezos, / por ser un buen monaguillo / y además, buen campanero.

Cuántos recuerdos me trae / torre mocha de mi pueblo. / Recuerdos de procesiones, / de fiestas y jubileos, / de sucesos y arrebatos, / de congojas por un fuego / o dando el postrer adiós / en cientos y un entierros.

Y aquel monaguillo pillo / volvió otra vez a su pueblo / y se instaló en las almenas / de aquel castillo ya viejo / para escribir añoranzas / en la atalaya del cielo, / pal periódico local, / El Adelanto ya eterno, / llamando a las musas buenas / en olimpos de requiebros.

Torre de Santa María, / torre mocha de mi pueblo, / que en noches de luna llena, / noche lunera de sueños, / coquetea con descaro / al consistorio en acecho, / tensando los arrullos rotos / de curas y ediles lerdos.

Torre, castillo famoso, / de propios y forasteros, / que ha visto pasar la historia / de La Bañeza por dentro / a los sones de sus gentes, / al paso de sus romeros, / camino de fantasías, / esos caminos eternos. / Torre de Santa María, / torre rota por el fuego / de un cohete mal encarado / festivo y ebrio de enredo, / que descerrajo su boina, / dejándola a medio pelo, / como enseña bañezana / en postales y recuerdos.

Hoy vuelvo a abrir la ventana / de mi terraza y mis sueños, / Robé tu esbelta figura / de entre las brumas y el hielo, / por ver si a la misma altura / en el mismo paralelo, / mi terraza se hace almenas, / otro castillo señero. / Mas todo se desvaneció / al despertar de mis sueños / y sólo un romance queda / de ilusiones y de celos, / mirando a la torre mocha, / castillo famoso, eterno, / donde suben ilusiones / de La Bañeza hacia el cielo.

Iglesia de la Asunción, / nuestra Patrona en el cielo, / no llegaste a catedral / por ser un templo de pueblo. / Pero te guarda un gigante, / tu torre mocha en silencio, / donde sus almenas lloran / rotas por los cuatro vientos.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad


publicidad


publicidad

    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es