publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Si gobierno, me quedo; si pierdo, me voy

● A. Cordero ►Martes, 31 de mayo de 2011 a las 9:32 Comentarios desactivados


Los resultados electorales han servido a muchos para replantearse de nuevo su interés por la política; algunos los hicieron marcharse las urnas, otros, los que no tienen ganas de trabajar en la oposición, han salido por la puerta de atrás y sin hacer demasiado ruido después de una o dos jornadas de desaparición misteriosa. Y entonces surgen los que ponen “su puesto a disposición del partido” y no se atreven a ponerle nombre a esa decisión tomada de forma precipitada y sin pararse a pensar en las posibles consecuencias.

Como siempre las urnas, esas sabias repartidoras de méritos, han sido las que sin ninguna discusión han hecho justicia, aunque ellas no sean las responsables de las decisiones posteriores de los protagonistas del día. Tal vez si todos tomaran una pastilla de resignación y otra contra la vanidad antes de concurrir a las urnas, muchas pataletas y afirmaciones bochornosas se podrían evitar.

Y si no, a la oposición, que no sólo de mayorías absolutas viven los ayuntamientos; cualquier gobierno debe tener quien le pare los pies a los que dictan el poder, exigir que se gobierne para todos y que se cumpla lo prometido cuando se estaba intentando convencer al sufrido votante con cualquier método en aquellos momentos en los que “todo valía”… Aunque queden cuatro años para demostrar al ciudadano su acierto o su error, tratando de enmendar la equivocación o reafirmando la postura.

Lo que está claro es que ahora toca trabajar y demostrar tanto en el lado de hablar, como en el de escuchar, que ese contrato por cuatro años se ha otorgado a las personas adecuadas, no a unos señores que cuando descubren que no han conseguido uno de los puestos del poder, se escapan como el gato por las brasas dejando en evidencia lo poco valientes que serían si nos tuvieran que defender; eso no fue lo que votó el pueblo.

En fin, que esto de informarse más allá de la ciudad a veces confunde a una y mezcla los resultados y dicta artículos que muchas veces traspasan fronteras, haciendo pagar a justos por pecadores. Pero trayendo el asunto a nuestro terreno, y por si alguno estaba pensando en escabullirse, que se lo piense dos veces antes de exponerse a ser blanco de muchas ironías finas y no tan finas, porque en esta vida hay que ser, al menos, elegantes.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es