publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Sonrisas, triunfos, abrazos, pactos, decepciones y caras largas

● A. Cordero ►Sábado, 20 de junio de 2015 a las 9:03 Comentarios desactivados


Hace ahora justo una semana, el sábado, fue un día de celebraciones, de frustraciones, de “todo sigue igual” y de sueños rotos, dependiendo de cada uno de los concejales salidos de las urnas. Distintos sentimientos para una jornada que no todos los aspirantes a alcalde la afrontaron de la misma manera; los había que ya lo tenían todo visto porque el recuento no dejó lugar a dudas ni sobresaltos, pero también había de los otros, de los que dependían de un acuerdo para alcanzar la mayoría y de los que esperaban que ese acuerdo nunca se produjera para poder seguir como si las elecciones no hubieran pasado.

Pero las cartas no siempre están tan claras como el interesado quisiera ya que los que esperaban tener el futuro asegurado para los próximos cuatro años todavía esperaban un milagro y seguían soñando con que su sonrisa y su trayectoria les hiciera seguir en el sillón que ya estaba cogiendo bastante forma (por aquello de que eran ya demasiados años en la misma postura…); se resignaban a aceptar que los otros dos, o tres, podían desbancarle de su adorado sillón, pero hasta ayer no se habían parado a pensar que eso pudiera pasar.

Luego quedan las pataletas, los comentarios ácidos en los medios de comunicación, las caras largas que no escapan a los objetivos de los fotógrafos, las miradas que por mucho que lo intenten dicen bastante más que las propias palabras que logra articular el sujeto, o sujeta, que también hubo alguna fémina que se resistía a soltar el bastón. Algunos hasta advierten al electorado con una especie de amenaza por un pacto que no se debería haber hecho alegando que “eso no fue lo que el pueblo quería”.

Y es que algunos cuando se sienten en posesión de los mandos de un ayuntamiento –aunque sea pequeño–,les cuesta mucho dejar de soñar con el puesto que imaginaron, mucho más si lo estuvieron ocupando los últimos 4, 8, 12, 16 o más años, tantos que pensaron que nadie los echaría de ahí. Algunos, después de caer en la cuenta que no fueron la lista más votada, o que necesitan de una o dos fuerzas políticas para poder gobernar, siguen pensando que el pueblo les idolatra y se siguen presentando una y otra vez sin importarles el color del partido, que el pueblo, cuyos intereses van a “defender” no tenga ningún vínculo con ellos y cosas parecidas.

Pero como este juego tiene unas normas un poco extrañas y en épocas de elecciones vale casi todo, estoy convencida de que nos queda mucho por ver y tenemos cuatro años por delante para poder opinar sobre su labor o sobre quienes no puedan resistir tamaño latigazo a su ego y opten por convocar a los medios con la manida justificación de “motivos personales” para dedicarse a otras cosas, porque, queridos lectores, cuando se han saboreado demasiado las mieles del éxito, conformarse con un papel segundón no es nada gratificante.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es