publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Un capítulo en el circuito de los bañezanos

● A. Cordero ►Miércoles, 3 de noviembre de 2010 a las 21:46 Comentarios desactivados


Estos días, tanto en corrillos y tertulias como en los periódicos y otros medios de comunicación sólo hay un tema: un nuevo capítulo de una historia que lleva 25 años en el candelero. Días atrás, una nueva entrega de este folletín, que el tiempo y la desidia han convertido nuestro proyecto, nos ponía en el disparador ante la alerta generada por la inminente construcción de un circuito de similares características al que los bañezanos llevan años demandando, mientras que algunos movimientos de las instituciones nos quieren quitar el sueño.

Me alegro de que otras comarcas prosperen y, como cepedana, aunque debiera alinearme al otro lado del Manzanal y deseo lo mejor para mi tierra, llevo demasiados años viviendo en La Bañeza para no sentir la fiebre motera que se respira en sus calles cada nueva entrega de la tradicional carrera motociclista, cuando la ciudad se llena de aficionados a las motos y el olor a gasolina impregna el ambiente. Pero, sobre todo, respiro el sueño que miles de bañezanos acarician desde hace años, desde que alguien les metió en la mente el gusanillo de la velocidad y les habló de ese circuito que, irremediablemente, comenzaron a soñar.

Alcaldes y candidatos de todos los colores y políticos de unos y otros niveles han “apostado” verbalmente por este proyecto en el que en el fondo no se quieren comprometer porque las cifras se disparan por encima de las previsiones; la pelota lleva pasando de mano en mano demasiados años mientras que el tiempo pasa sin que se coloque la primera piedra que permita demostrar que las voluntades políticas prevalecen por encima de cualquier dificultad, aunque deriven de promesas electorales en momentos en los que nada cuesta prometer.

Ahora, en la cuenta atrás, todo parece más factible. De cara a unas nuevas elecciones locales y autonómicas, cuesta menos conseguir que la gente siga creyendo en los políticos, porque se hacen reajustes para empezar obras que, con los años, todas –o casi todas- se terminan y es más fácil reactivar la intención de voto que en estos momentos es nula, y ellos lo saben. A pesar de todo, soy optimista y algo me dice que esta historia tendrá un final feliz.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es