publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


P.J. Abajo

Antes de que finalice el año, «aunque los plazos dependerán de los trámites burocráticos», según reconoce su promotor, San Cristóbal de la Polantera contará con una nueva explotación avícola con capacidad para criar hasta 27.000 pollos destinados al mercado de la carne, un proyecto liderado por el joven Diego Fernández Brimez que supone «una clara apuesta por asentar población y generar riqueza en el medio rural, y una lucha por el sector primario en la provincia de León», en palabras de un emprendedor que ha querido continuar la actividad familiar pero ampliando horizontes y capacidad productiva.

Mecánico de profesión hasta que llegó la crisis y el desempleo, con 28 años y la intención de «apostar por quedarme en el pueblo y buscar el autoempleo», Diego ha querido continuar con el modelo de negocio familiar con el que nació y que actualmente dispone de una granja en San Cristóbal donde se engordan entre 25.000 y 27.000 pollos en una nave de dos plantas. «Es difícil -y más en estos tiempos- empezar de cero», así que la idea de este emprendedor es ampliar la empresa de la que ya dispone construyendo una nueva nave dotada con los sistemas de alimentación y cuidados para las aves más modernos.

Actualmente, el proyecto de construcción de la nave avícola se encuentra en período de exposición pública pero el promotor de la empresa espera obtener el visto bueno por parte de las administraciones en los próximos meses y que los trámites burocráticos no se demoren «más allá del comienzo del verano» para que las obras estén rematadas de cara al próximo otoño y empezar de inmediato con la cría, una producción que por tanda rondará las 27.000 cabezas, multiplicando por dos la capacidad actual y elevando hasta las cerca de 75.000 las aves que saldrán por cada tanda de San Cristóbal cuando Diego comience su actividad en las nuevas instalaciones de casi 1.700 metros cuadrados «totalmente automatizadas y superando los estándares de calidad».

“Tres veces al día comemos”

Firme defensor del sector primario y «muy agradecido por las ayudas públicas recibidas» para sacar adelante el proyecto de la instalación avícola, este joven emprendedor pide a los leoneses «que reflexionen por un momento en el hecho de que alguna vez en la vida dependerán de un médico, un abogado o un ingeniero, pero lo que está claro es que al menos tres veces al día, cuando nos ponemos a comer, precisamos del trabajo de un agricultor o un ganadero, un esfuerzo que muchas veces no está reconocido ni recompensado».

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es