publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Un tren de ocio educativo

● Ibañeza.es ►Viernes, 24 de diciembre de 2010 a las 15:04 Comentarios desactivados


Corrían los últimos años del siglo XIX cuando el ferrocarril llegaba a La Bañeza. Con él llegaba el gran desarrollo de la ciudad. La exportación de los productos agrícolas y, en definitiva, el trasiego de mercancías y viajeros que llegaban o partían de su estación.

Luego llegaron otros tiempos, una visión radial de España arrinconaba la antigua Vía de la Plata. La estación bañezana cerraba sus puertas y se sumía en el abandono. Sus edificios desangelados pedían a gritos una restauración, un uso para poder mantenerse en pie y ese uso llegó hace unos años con el Andén de Asociaciones para la juventud y la Guardería Infantil para la primera infancia, mientras todavía se escuchaban promesas de la vuelta del tren por estos pagos.

Pero el tren no ha llegado y ahora le toca el turno a los niños de 3 a 11 años que dispondrán de una Ludoteca. Piedad del Río que soñó ese proyecto, lo puso en marcha a sabiendas que iba a ser una empresa difícil. El lugar destinado, después de una hábil operación urbanística, era la nave de la estación. La vieja nave estaba anclada en el muelle de carga como un galeón dormido. Una Escuela Taller la despertó. Albañilería, carpintería y herrería, al unísono. Un Taller de empleo le dio el último empujón. Como por arte de magia aparecía, hoy, la ludoteca municipal, como salida de un cuento. Es muy raro conjugar con tanto acierto tantas especialidades y materiales, emparentar el hierro con el acero inoxidable, la piedra con los modernos colores infantiles, las viejas vigas con el moderno suelo de madera.

Hoy había nervios ante la novedad, pero a las seis los niños llegaron, entraron poco a poco y tomaron posesión del espacio como si lo hubieran hecho toda la vida. Las palabras de rigor del Alcalde, Concejala y Director. Las maravillosas marionetas de Maese Villarejo tuvieron el honor de ser el primer espectáculo. El proyecto de ocio educativo se ha confiado a Zascandil con mi amigo Carlos Ramos a la cabeza que es garantía de éxito.

Acabó el espectáculo, los padres recogían a sus niños con toda la naturalidad en aquella nave de cuento de hadas. Desde la acera de enfrente contemplo la nave, comentamos su belleza exterior y el gran acierto de las personas que la rehabilitaron: Alberto, el director, los dos Antonios, albañil y carpintero, Gaspar el herrero-escultor, Yolanda la secretaria, los alumnos de la Escuela, los trabajadores y trabajadoras del Taller de Empleo, algunas empresas de la ciudad que realizaron trabajos específicos como el tejado o la electricidad. Si se me olvida alguno que me perdone, pero quería citarlos con sus nombres.

A mí me ha cabido el honor de poner una guinda en ese hermoso pastel, el diseño del logotipo y la imagen corporativa. Me lo pusieron muy fácil aquellos herreros del siglo XIX que hicieron las puertas de hierro y los grandes profesionales de la Escuela Taller que escogieron los materiales y colores. Yo solo tuve que aplicar los colores a algunas de las puertas de este lugar maravilloso destinado a entretener y a educar a los niños y niñas que nos garanticen el futuro. El inicio no ha podido tener mejor pinta.

Los niños dieron la bienvenida a la ludoteca municipal.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es