publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Una gran lección de teatro

● IBAÑEZA.ES ►Sábado, 13 de agosto de 2011 a las 16:47 1 Comentario


José Cruz Cabo

Nuestra gran compañía Templete Teatro nos dio un recital de buen hacer en su segunda subida al escenario del Teatro Municipal. Durante dos días pusieron en escena, a casi teatro lleno, la obra del escenógrafo Sebastián Junyent, “Pa siempre”. Una historia que demostró su maravilloso dominio del escenario y sobre todo su impecable gestualidad, que en ningún momento permitieron que el espectador dejara de estar pendiente de lo que se contaba, lo mismo sobre el escenario, que el momento que estuvieron Javier y Elisa Mari sentados en uno de los proscenios.

Si Javier González Beaumont y Elisa Mari Santos son dos actores que podemos decir consagrados, pues lo demuestran en cada una de sus difíciles actuaciones, no podemos decir menos de Carmen Martínez, Javier Azores, Jesús Rubio, Santos Guerra y Teresa González, pues su interpretación rayó la perfección en todo momento. Esta historia de dos almas que se encuentran en el más allá y siguen paso a paso el alquiler del piso donde vivieron y, a través de los años, van entrando inquilinos en el mismo en distintas épocas de nuestra nación, con sus problemas de república, guerra y transición.

Está tan bien desarrollada que los espectadores, que llenaron el teatro ambos días, no podían perder ni un momento el desarrollo de la trama, unas veces con sonrisas, otras con risas y algún momento dramático pero la historia interesaba y no se perdía ni un momento la tensión de la obra, gracias a unos actores que se sabían el papel a la perfección, que se metieron dentro de sus personajes con una verosimilitud increíble, para unos actores que son solo aficionados, quitando a Javier y diríamos que a Luisa Mari, aunque a Javier Azores ya lo hemos visto varias veces y está demostrando unas actitudes de actor de grandes quilates. Eso no quiere decir que Carmen Martínez, Jesús Rubio, Santos Guerra o Teresa González, desmerecieran del resto, ni mucho menos, gracias a ellos, la historia se va desarrollando con una profundidad, una seguridad y un acierto artístico que no suele darse en aficionados.

Cómo se notó también lo que una obra de teatro luce en un buen escenario como el que tiene ahora el teatro, porque los decorados primorosos de Dani Guedella, y el resto de complementos que necesita una obra de teatro, aquí no se dejó nada al azar, fueron perfectos, por lo que hay que felicitar también a Juan Luis Calvo, técnico de luces, a Elisa Santos y Roberto de Mata por el vestuario y la utillería, a Elisa Satué por la caracterización y diseño de los personajes y cómo no al director, Javier González, por lo bien que supo centrarlo todo, así como mover a todo el maravilloso elenco de actores con que ha contado en esta obra. Esto es una gran compañía de actores que pueden codearse con los mejores de España. Gracias Templete Teatro por esta maravillosa exhibición de talento y buen hacer.

publicidad publicidad

Un comentario de los lectores en “Una gran lección de teatro”

  1. Nyta dice:

    GENIAL,GENIAL,GENIAL

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es