publicidad Publicidad arjoca

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Una navidad politizada (que no un cuento de Navidad)

● A. Cordero ►Jueves, 24 de diciembre de 2015 a las 15:01 Comentarios desactivados


Según el calendario la Navidad estaba llegando a toda velocidad sin dejarse notar demasiado; unas largas jornadas cargadas de promesas electorales nublaban un poco los preparativos navideños, tanto que las imperecederas películas americanas y los típicos anuncios de perfumes y juguetes dejaron vía libre en los distintos canales de la televisión a debates, espacios electorales y resúmenes sobre las trifulcas y las andanzas de los candidatos mientras se disputaban el voto del pobre indeciso (también vale desencantado).

‘Unas elecciones navideñas’, decían unos; ‘una navidad politizada’ decían otros y, la verdad es que era una extraña mezcla de dos eventos dispares, aunque en el fondo ambas cosas se parezcan más de lo que habríamos imaginado de no ser porque al presidente del Gobierno se le ocurrió meter una en el espacio reservado de la otra. Quizás en ambos casos el hecho de “soñar” haya adquirido un significado más allá del propiamente dicho. Soñar, que en todos los casos es gratis, en estas dos situaciones se suele hacer más de lo habitual; algunas veces hasta es creíble.

En las calles, la actividad navideña pretendía ser lo más normal posible, los conciertos de villancicos, las actuaciones de los colegios, la campaña anual del comercio, la decoración navideña y todo lo que rodea los preparativos de cualquier navidad, se mezclaron irremediablemente con los cartelones electorales, las papeletas y la propaganda que buscó hacerse un hueco en los buzones y en la atención de los votantes, mientras que en las mentes de los ciudadanos se entremezclaba el sabor acre de las componendas electorales con el dulzón de los turrones y otras delicias navideñas.

Quizás este año el cuento de Navidad haya cambiado un poco adquiriendo un ligero tinte politizado, pero en este espacio de opinión siempre me gusta que la actualidad marque las pautas y, pensé que mi cuento sería como el que prometieron los señores de los carteles (de esos que no hay por dónde cogerlos); algo así como una extraña mezcla de sinsabores y sinsentidos en la misma bandeja para que cada quien tire para su lado y luche por la mejor pieza.

Como este año los políticos –los de siempre y los nuevos- nos han amargado un poco los preparativos navideños con su sola presencia en todas las conversaciones, en las páginas de opinión de los periódicos y en las tertulias callejeras que buscaban a partes iguales cambio y continuidad, no soy capaz de meterme de lleno en cuestiones navideñas. Así que –quiero prometer–si no me acaban de amargar estos señores, que el año que viene intentaré esmerarme un poco más y ofrecerles uno de esos cuentos que esperan por estas fechas, con sabor navideño; como debe ser en Navidad.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad Publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es