publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad


Imagen de archivo de un entierro.

Uno de cada cuatro fallecidos durante el año 2020 en la provincia leonesa era de La Bañeza o vecino de la comarca, tal y como se desprende del informe de número de bajas de tarjetas sanitarias del Sistema Regional de Salud (Sacyl), que cerró el pasado ejercicio con 672 cartillas menos entre la Zona Básica de Salud La Bañeza I y La Bañeza II.

Los datos publicados por el organismo público autonómico desvelan que en la Zona Básica de Salud La Bañeza I (es decir, la que abarca al municipio de La Bañeza y sus dos pedanías más los ayuntamientos de Santa Elena de Jamuz y Soto de la Vega con sus respectivos pueblos) murieron 364 personas durante el 2020, de los cuales 150 fueron muertes por Coronavirus Covid-19.

Y en el caso de la comarca, es decir, los ayuntamientos restantes de la zona, que forman la Zona Básica de Salud La Bañeza II, hubo 308 bajas de cartillas sanitarias de Sacyl, de las cuales 104 figuran como defunciones por Covid-19. En total, las dos zonas, suman 672 muertes globales, 254 por coronavirus.

La caída de tarjetas sanitarias en la provincia viene marcada por el impacto de la pandemia del Covid-19 y el importante incremento de las personas fallecidas en Castilla y León. De las 9.000 tarjetas menos contabilizadas por la Consejería de Sanidad, 1.432 corresponden a León y otras 1.265 al Área del Bierzo, lo que eleva a 2.697 el número de bajas incluidos los desplazados por la crisis sanitaria.

La estadística de fallecimientos totales publicada la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogía que Castilla y León había contabilizado el año pasado un total de 36.907 fallecimientos. Fue una cifra un 28,8 por ciento más alta que un año antes, después de registrar un exceso de exceso de 8.269 muertes, principalmente a causa de la alta incidencia causada por la covid-19 desde el mes de marzo.

El sistema sanitario de Castilla y León atendió en octubre pasado a 71.400 pacientes desplazados desde otras comunidades, una cifra que casi cuadruplicaba el número de personas que estaban en esta situación en marzo, al inicio de la pandemia del coronavirus, 20.587. Unos datos que demostraban que muchas personas, sobre todo originarios de la Comunidad, que habían acudido a sus segundas residencias decidieron quedarse aquí después del verano, cuando se registró el pico de gente procedentes de otros lugares que solicitaban atención médica en alguna de las nueve provincias.

No en vano, en agosto fueron 131.019, un récord histórico que hablaba de que las vacaciones de verano de 2020, en caso de haberlas disfrutado, fueron en el pueblo. Pasados los calores otoñales, 39.056 de estas esas personas con tarjetas sanitarias retornaron a sus hogares de origen, pero 71.400 permanecieron en la Comunidad para hacer frente a las nuevas olas de la pandemia.

Las 2.311.282 tarjetas sanitarias expedidas por Sacyl supone una cobertura de aseguramiento público del 96,5 por ciento del total de la población de Castilla y León. No en vano, las cifras oficiales de población (Estadística del Padrón continuo del INE), a 1 de enero de 2020, recogían 2.393.285 habitantes en la Comunidad. Una tasa que, según los cálculos de Ical, oscila entre el 99,7 por ciento de la provincia de Valladolid y el 98,3 por ciento de Soria y el 92,1 por ciento de Zamora. Entre medias, el 97,3 por ciento de cobertura de la provincia burgalesa y el 97,2 por ciento de Salamanca, seguidas del 94,9 por ciento en Segovia; el 94,5 por ciento en León y el 94,3 por ciento de Ávila.

publicidad publicidad

3 Comentarios de los lectores en “Uno de cada cuatro fallecidos en León durante el 2020 era bañezano o vecino de la comarca”

  1. Josefina dice:

    Si fuera cierto(como nos hacen creer) que para DIOS no hay nada IMPOSIBLE, ¿como permite la existencia de esta terrible PANDEMIA.?
    Si somos sus hijos y nos Ama, ¿No hay forma de eliminarla? Quisiera saber, quien creó el Covid-19 y cuando terminará desapareciendo.
    Lo que más me ha extrañado en este drama, es que al TRAMP no se le hubiera ocurrido lanzarles algún MISSIL ATÓMICO a los CREADORES ó CULPABLES.

  2. MARÍA SANCHEZ FERNANDO dice:

    Esperemos que el carnaval sea olvidado por el ayuntamiento, GRACIAS

  3. Vecino. dice:

    A Dios rogando y con el mazo dando.
    Los ayuntamientos , la gran mayoría, durante la Navidad colocando lucecitas y música, incitando a salir y a hacer vida social… Ahora estamos pagando, nuestros mayores principalmente, todos esos excesos. El personal sanitario en primera línea de trabajo y los politiquines es su casa. Qué bonito!! Es la triste estampa de la actual sociedad. Qué futuro!!!

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es