publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Víctor de la Fuente Gracia: un bañezano polifacético y artista

● José Cruz Cabo ►Martes, 26 de octubre de 2010 a las 8:10 Comentarios desactivados


Perfil por José Cruz Cabo

Yo conocí a Víctor el fotógrafo, como se le reconoce en nuestra ciudad, en los años cuarenta, después de venir él de la mili, y de poner su estudio de fotografía en la Plaza Obispo Alcolea, donde hoy está el pasadizo del centro Cultural “Infanta Cristina”, y desde entonces la amistad, con Víctor de la Fuente Gracia y su familia, ha sido entrañable. Primero con sus conversaciones en la Plaza Mayor, los días de diario, mientras esperábamos para entrar al trabajo a las tres de la tarde. Después los encuentros en el descanso o al final en la salida del cine, comentando las películas que habíamos visto. Los paseos dominicales por la calle del Reloj o la de Astorga, según fuera verano o invierno. También nos unía la pasión por la lectura y me dejó muchos libros de su magnífica biblioteca.

Cuando yo fui a vivir a la calle General Aranda, hoy Conrado Blanco, muchas noches iba a su estudio para charlar con él, con su madre Ninfa Gracia, su padre Vicente de la Fuente y su esposa Carmina, a los que traté mucho y, en el caso de sus padres, hasta que fallecieron. Víctor comenzó en los años cincuenta a remar con su piragua en el Río Tuerto o en el Orbigo y a raíz de ahí, inició una escuela de piragüistas en la que metió en este deporte a varios jóvenes de aquellos años, alguno de los cuales participó en pruebas fuera de la ciudad y de la provincia, aunque los medios de transporte eran entonces muy elementales.

Además de fotógrafo, es un magnífico dibujante y un espléndido pintor, que dejará en sus cuadros para la posteridad, los paisajes bañezanos y de muchas partes de la provincia. Ganó varios premios con sus carteles de fiestas de la patrona y del carnaval. Hizo varias portadas de los extraordinarios de El Adelanto. Realizó dos exposiciones de sus cuadros al óleo, en nuestra ciudad, que obtuvieron un gran éxito. Hace dos años quiso hacer otra exposición, pero al final se desanimó, a pesar de que yo le animé mucho, para que la pusiera, pero en su casa tiene gran cantidad de cuadros terminados en espera de sacarlos a la luz, ya que es un pintor realista, con gran dominio del color y una seguridad en el trazo impecable. Siempre fue un apasionado del deporte y de las dietas naturales, como los ajos, el limón, las espinacas y otras verduras. Desde que yo lo conozco, nunca ha dejado de hacer ejercicios con pesas, ya que tiene un juego en casa y todos los días al levantarse hace su media hora o una hora de ejercicio deportivo. Es un apasionado de la aviación y de los aviones y compraba todo lo que salía nuevo sobre esta materia. También es un lector empedernido y tiene una magnífica biblioteca, de todos los temas, pero sobre todo de las guerras mundiales y la guerra incivil española, como él la denomina, además de los grandes escritores, tanto españoles como extranjeros. Revistas como el Blanco y Negro desde casi su fundación, a principios del siglo veinte, y otras revistas de los años veinte y treinta, hoy ya desaparecidas, pero de gran valor histórico.

Víctor y su esposa Carmina Esteban, han sido como unos hermanos para mi y mi esposa Nieves, además de que su hija y mis hijos, hasta que los estudios y la vida les absorbió, jugaron juntos y Víctor ha dejado, con su maravillosa cámara, recuerdos imborrables de esos juegos de los niños vecinos de su hija. Víctor es un enamorado del arte, es un autodidacta, hecho a sí mismo por el ansia y el deseo de saber, por superarse en todos los terrenos, tanto en el técnico de la fotografía, como en el artístico a través de la pintura y de la escritura, aunque escribir lo ha hecho poco y también en el deporte, donde desde siempre ha sabido que el deporte es muy bueno para la salud y no ha dejado de practicarlo ni de mayor, pues en casa se pueden hacer muchas cosas para mantener el cuerpo en forma y él no ha perdido el hábito en ningún momento, pero además ha sido una persona que a pesar de haber nacido en Gijón, siempre se ha sentido bañezano y ha colaborado en muchas facetas de la cultura y el deporte de la ciudad, por eso ahora se lo quiero agradecer con este resumen de su vida. Que dures muchos años más Víctor de la Fuente Gracia.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.

<

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es