publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Villamontán promueve un homenaje póstumo al descubridor de la Vía Nova

● Ibañeza.es ►Martes, 23 de agosto de 2016 a las 0:02 Comentarios desactivados


La viuda de Loewinsohn recibe el homenaje hacia su esposo.

La Asociación Cultural Argentiolum (ACAVI) de Villamontán de la Valduerna rindió recientemente un homenaje póstumo en el salón de actos del consistorio al investigador Ernest Loewinsohn Robles, ingeniero de caminos e  investigador de las vías históricas que dio con los restos de la Vía Nova, la calzada romana que unía las ciudades augustas de Astorga y Braga en Portugal.

Su viuda, Elena Moreno, recogió la distinción en nombre de su difunto esposo, acompañada por sus hermanos Yolanda y Carlos Moreno, en un acto en el que el Presidente de Acavi, José Luis Cabero, presentó ante un numeroso público las motivaciones que justificaban el homenaje a Loewinsohn, miembro destacado de la entidad cultural por su labor de magisterio e investigador de campo, acompañando a grupos de la por la Vía 18 a tramos, entre Villamontán, la ribera del Eria y la Valdería.

El cronista oficial de Villamontán, Landelino Franco, asegura que en Loewinsohn “se cumple aquello de ‘hacer pero no contar la hazañas’, en este caso referidas al campo de las calzadas romanas y en concreto a fijar la Vía de Antonino Pio, de Astorga a Braga en el mapa”. Por su parte, el secretario de Acavi hizo un sucinto recorrido de fechas, estudios y de las escasas publicaciones localizadas del homenajeado que nació en Filipinas en marzo de 1926 y falleció en Villajoyosa (Alicante) en 2013.

Ingeniero de Caminos de profesión, se trasladó a España para trabajar unos años en Madrid y en 1956 contrajo matrimonio en Astorga con Elena Moreno. Luego viajó a EE.UU para cursar un máster y consiguió la nacionalidad americana como profesor universitario, residiendo en el país hasta el año 1961, desde donde regresa el matrimonio para Astorga y Loewinsohn se dedica plenamente a documentarse, explorar y fijar restos encubiertos o perdidos de las calzadas romanas como la vía de la Plata, la A-18 de Antonino, los castros y campamentos romanos.

Franco recordó que el homenajeado “se distinguía por su innata sencillez y elegancia, de fe profunda; escribió muy poco de lo mucho que sabía y gozaba compartiendo desinteresadamente sus muchos conocimientos, experiencias, apuntes y documentos”, añadiendo que “era un hombre positivo de paz y bien, creía en el ser humano y en el valor de la naturaleza; a sus expensas descubrió y fijó definitivamente hallazgos arqueológicos de capital importancia”.

El homenaje póstumo terminó con la imposición de la medalla de Acavi y la entrega del diploma de honor de la entidad valdornesa a la viuda de Loewinsohn, un reconocimiento que el cronista oficial de Villamontán espera “sea el primer de otros muchos en ciudades como Astorga y a niveles autonómicos y nacional”.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es